Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/9/1995 12:00:00 AM

LA MUJER CELULAR

El telèfono celular es definitivamente el aparato del año, y buena parte de la culpa de ello la tiene la presidenta de Celumòvil

LA MUJER CELULAR LA MUJER CELULAR
ESE PEQUEÑO APARAmO NEGRO, QUE PERTURBA CON su agudo timbre los restaurantes y las reuniones, que asoma en los trancones como único compañero de los solitarios conductores, y que revienta a fin de mes los presupuestos de miles de familias, esa maldición -como algunos la califican- llamada teléfono celular, es definitivamente uno de los personajes de 1994. Y el símbolo por excelencia de esta nueva industria es la tenaz ejecutiva María Cristina Mejía, la presidenta de la compañía Celumóvil, que controla hoy en día cerca de la mitad del mercado nacional de este servicio que comenzó a prestarse por primera vez en Colombia en julio de este año.
Controlar la mitad de ese mercado no es cosa de poca monta. La verdad es que el negocio celular en Colombia ha hecho saltar por los aires todas las proyecciones con las que se trabajó inicialmente. Después de un comienzo más bien tímido en las primeras semanas, debido tanto a los problemas de tipo técnico que enfrentaba la novedad de las redes, como a los altos costos del aparato así como de la conexión, la verdad es que el servicio parece haberse disparado en el palo, impulsado por la paulatina superación de las fallas y, sobre todo, por las atractivas ofertas que han hecho bajar hasta en dos terceras partes los costos de conexión y los de uso. Mientras Celumóvil acaba de llegar a 22.000 abonados y espera, de aquí a fin de año, pasar de lejos los 25.000 gracias a las ventas navideñas, no cabe duda de que, en conjunto, las seis compañías operadoras superarán, de tambièn de lejos, antes de terminar 1994 los 50.000 suscriptores.
La cifra resulta por decir lo menos espectacular, pues indica que se han vendido y conectado casi 10.000 teléfonos celulares mensuales desde el arranque del servicio, algo que sin duda convierte a Colombia en uno de los mercados más ágiles de América Latina. A manera de comparación, baste decir que en un período similar de iniciación, en México sólo se suscribieron 8.500 usuarios, mientras en Chile, tras el primer año de operación, las empresas concesionarias apenas contabilizaban 15.600 y en Argentina, también en el primer año, contaban 11.000. Aun frente a Venezuela, el país que había desbordado todos los cálculos hasta ahora, la cifra colombiana es màs significativa: en el vecino país se necesitaron dos años para llegar a 88.000 abonados.
De manera que mientras esto siga así, María Cristina Mejía, la mujer celular como algunos la llaman, podrà seguir tan contenta como hasta ahora. Los colombianos que tienen con qué pagarlo parecen ya haberse enamorado irremediablemente de este juguete de la posmodernidad.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com