ahorro

Cinco secretos para hacerse rico sin importar cuánto gana, según Philipp Müller

“Ser rico significa para mí ser capaz de hacer todos los días lo que quiero y durante el tiempo que quiera”, según el millonario


Volverse rico ha sido para muchos un sueño, una única motivación de lograr algo en la vida. Sin embargo, a medida que avanzan los tiempos parece una meta más lejana, pues la falta de oportunidades, las malas decisiones, la inflación, la debacle en la economía, las inversiones, los mercados caídos en el mundo, entre otros, son factores que alejan dicho objetivo.

Pese a esto, cientos de millonarios en el mundo a través de la historia han brindado consejos que resultan útiles al momento de perseguir una meta de tal magnitud. Se conocen historias de personajes que tienen las fortunas más grandes del mundo, en términos económicos, no significando esto que nunca se hayan enfrentado a la adversidad.

Entre esos casos, por mencionar algunas situaciones, están: las malas decisiones de inversión, en mercados financieros que se van a pique en cuestión de horas, por lo cual se pierden enormes cantidades de dinero, tal vez de ahorros que por años esperaban una gran oportunidad para generar más ingresos, haciendo que sus inversores quedaran en bancarrota.

Ser rico “se trata de pensar como un rico”.
Ser rico “se trata de pensar como un rico”. - Foto: GETTY

Y ser pobre definitivamente no fora parte del vocabulario de un magnate, pues ellos entienden que las situaciones así son pasajeras, entonces el término que suele usarse en estos casos es estar en quiebra, esto significa que es un mal momento, que pasará.

La industria del cine permite evidenciar casos de inversionistas que perdieron todo y de manera jocosa o dramática presenta cómo terminan algunos; muchos personajes cayeron en depresión, otros por alguna razón terminaron presos o sin sus familias, mientras que otros corren con mejor suerte y logran recuperarse de dichas crisis financieras. Por mencionar algunos filmes están Robo en las alturas, El lobo de Wall Street, Las locuras de Dick y Jane, En busca de la felicidad, Money Monster, entre otros.

Para el millonario Phillip J. Müller, quien aprendió sobre inversiones desde su época escolar y a sus 23 años fundó su primera compañía inversora, además de autor del best seller Dinero correcto, las claves para ser rico son las siguientes.

Destaca principalmente: “Convertirse en un verdadero millonario significa adoptar una mentalidad de consumidor consciente: pensar si realmente quieres lo que vas a comprar y, si lo necesitas, si existe una alternativa más barata”.

En una publicación del portal Business Insider, se resalta que Müller afirma: “Ahorrar, evitar deudas y controlar los impulsos son solo algunos de los pasos que se deben seguir para adquirir esta mentalidad”.

El millonario mencionó, además, las claves para ser exitoso en el ámbito.

Por otro lado, estos son los cinco principios elementales según Philipp J. Müller, citado por GQ Alemania:

El ahorro es fundamental para ser rico: el ahorro es una decisión fundamental para ser rico, según el experto. “Se trata de pensar si quieres gastarte hoy ese dinero en tu quinto par de zapatillas porque crees que las necesitas de verdad, pero solo las vas a usar una vez”, dice Müller. Así que la pregunta es si quieres disfrutar a corto plazo o si inviertes en el futuro ahorrando. Müller aconseja apartar un cierto porcentaje de los ingresos propios cada mes en lugar de esperar a ver lo que queda en la cuenta al final.

Evita la tentación de estatus: “También deberías preguntarte si realmente necesitas símbolos de estatus como un teléfono móvil caro o un auto grande, o si no puedes ahorrar más dinero”, dice Müller. Añadió que existen muchas alternativas de compra que tienen sentido: por ejemplo, reparar cosas, pedir prestado, intercambiar o comprar cosas usadas.

No compres nada que no puedas pagar: evitar las cosas que realmente no necesitas. ”Puedes poner una nota en tu cartera que diga: ¿realmente necesito eso?”, dice Müller. “Con el tiempo, se convierte en un hábito hacer esta pregunta y no necesitas la nota en absoluto. Con frecuencia tampoco basta con no comprar inmediatamente, esperar y ver si al día siguiente aún crees que lo necesitas. La mayoría de las veces, el problema ya se ha terminado de camino a casa”, dice Müller.

“¿Quieres un teléfono inteligente, pero no tienes dinero para comprarlo? Pues no compres un smartphone. No es una cuestión de tacañería. “Tiene sentido encontrar un término medio saludable en el consumo”, según Müller.

Reducir las deudas: Müller da el inusual consejo de gastar el 50 % del capital disponible para pagar las deudas y el 50 % para ahorrar. ¿Pero qué haces cuando las deudas están ahí? “No huyas de ellas”, dice el experto. “La responsabilidad personal es lo primero”, advierte.