ahorro e inversión

¿Cómo ser rico sin importar el sueldo que se gane?

Expertos aseguran que todo parte de los hábitos que se forjen con el paso del tiempo.


Tener una vida cómoda, con ingresos asegurados, una casa grande, muchos lujos y gran parte del futuro definido, incluso en lo que respecta a la jubilación, es sin duda el sueño de muchas personas que se levantan todos los días a trabajar con la esperanza de que todo mejore en el largo plazo y puedan vivir como consideran que se lo merecen.

Ya sea con trabajo duro, inversiones inteligentes o porque la suerte les sonría y se ganen la lotería o hereden una fuerte suma de dinero, alcanzar un estilo de vida con todas las comodidades no es algo despreciable. Sin embargo, pocos lo logran, mientras que la gran pregunta siempre será ¿cuál es el camino?

Es aquí donde surgen nombres como Warren Buffett, uno de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna que ronda los USD 80.000 millones. Nació en 1930 en Omaha, Estados Unidos, y logró hacerse millonario a través una serie de inversiones en diferentes compañías de todos los sectores de la economía.

Bill Gates, uno de los cerebros más destacados del mundo y quien hace parte de las 10 personas más ricas, puede ser otro ejemplo. También surgen, obviamente, personajes como Jeff Bezzos de Amazon, Elon Musk con Tesla o el mismo Mark Zuckerberg; quien se logró su fortuna gracias al universo de las redes sociales, que incluso hoy en día busca llevar a la realidad virtual, por medio del Metaverso.

De acuerdo con los expertos, y pese a lo que muchos piensan, no existen fórmulas mágicas para llegar hasta donde están las personas nombradas anteriormente, ya que esta riqueza exige muchos esfuerzos, astucia y lo que tal vez sea lo más importante en medio de todo esto: tener hábitos que permitan tener inteligencia financiera y usar el dinero correctamente.

Leer mucho, aprender todo el tiempo, evitar gastar el dinero en cosas innecesarias, controlar los impulsos, invertir con astucia y buscar algo en lo que se tenga un valor agregado; son algunos de los consejos que normalmente se da a quienes desean comenzar en la búsqueda de esta meta.

El mismo Warren Buffet reconoce que toda su sabiduría y todo lo que ha logrado hasta ahora viene, en parte, de un libro que lo marcó cuando era solo un niño, que definitivamente era muy afanado para un niño, pero que lo llevó a darse cuenta de todo el potencial que tenía y cómo podía explotarlo.

En el documental Becoming Warren Buffett, el multimillonario Oráculo de Omaha (que supuestamente organizaba fiestas secretas a las que se coló Anna Delvey) dijo que cuando tenía siete años, se topó con el libro One Thousand Ways to Make $1,000, de F.C. Minaker, y se lo aprendió de memoria.

Ahora bien, según otros expertos como Philipp J. Müller, en su libro ‘Geld Richtig’ (cuyo significado sería ‘dinero correcto’), un buen comienzo puede ser la creación de hábitos responsables que giren en torno al ahorro y evitar caer en deudas innecesarias que puedan minar la estabilidad financiera, ya sea a nivel personal o familiar.

Müller enfatiza en que no es necesario ganar mucho dinero, basta con saber usar inteligentemente el que se tiene y ser paciente. Para esto recomienda crear un presupuesto, para que los interesados sean conscientes del dinero que ganan, los gastos que tienen, cuánto les sobra y cómo lo pueden usar, ya sea para ahorro o inversión.

También asegura que se debe evitar a toda costa ser víctima del ego y caer en pensamientos como “para eso trabajo” o “es mi dinero y yo decido cómo usarlo”, los cuales terminan haciendo que la plata que se gana termine en la compra de objetos innecesarios o lujos que pueden esperar.

Por último, sostiene que lo mejor es empezar por el ahorro y de esta forma se pueda acumular el capital necesario para pensar en inversiones. No obstante, antes de usar el dinero para este último fin, también recomienda asesorarse y conocer muy bien el mercado al que se quiere ingresar.