consumo inteligente

57 % de los consumidores creen que sus datos personales son vendidos en línea

Estudio de BCG y Google asegura que dos tercios de los consumidores desean más anuncios personalizados, pero más de la mitad se siente incómodo compartiendo su información personal.


La tendencia de la era digital y las compras en línea han hecho que el público esté cada vez más alerta de cómo se está utilizando su información personal. Muchos, por seguridad, se rehúsan a compartir sus datos en los establecimientos o en las páginas web comerciales.

Un estudio reciente, realizado por Boston Consulting Group (BCG) y Google, reveló datos sorprendentes sobre este tema; el más resaltante es que el 57 % de consumidores cree que sus datos personales como edad, género, intereses y demás son vendidos en línea.

Este hallazgo se obtuvo a partir de una encuesta realizada a más de 1.000 consumidores. Entre otras cosas se encontró que, si bien el 45 % de los consumidores se sienten incómodos compartiendo su data personal en línea, dos tercios del grupo encuestado desean visualizar anuncios personalizados que vayan de acuerdo con sus intereses.

El estudio muestra que las personas, en general, están más dispuestas a brindar información como género, edad, código postal y correo electrónico, pero no ocurre lo mismo con datos como teléfono, ubicación o actividad en línea.

Aseguran los investigadores de BCG y Google que esta tendencia varía dependiendo del grupo demográfico. Adolescentes y jóvenes, parte de la Generación Z, están un 57 % más dispuestos a compartir su actividad de correo electrónico, pero el 52 % menos dispuestos a compartir lo que hacen en otras páginas web.

Los padres primerizos, por otro lado, están un 70 % más dispuestos a compartir información tan confidencial como sus ingresos económicos, data que el grupo de acomodados económicamente y jubilados está un 53 % menos cómodo brindándola.

Sandro Marzo, Managing Director & Partner de BCG, afirma en un comunicado de prensa que no es imposible para las empresas recabar los datos necesarios para crear anuncios personalizados e innovar en lo que ofrecen a su público.

“Con el incentivo correcto, los consumidores perciben la entrega de información personal como un intercambio de valor para ambas partes. De hecho, un 90 % de los encuestados se mostró de acuerdo con brindar data a una compañía si recibe algo a cambio que consideren adecuado”, sostiene.

El experto explica que los descuentos y muestras gratis se consideran incentivos adecuados a cambio de data personal, pero no existe un consenso acerca de cuál debe ser el valor de estos descuentos. En el estudio se determinó que mientras la Generación Z y los padres primerizos aceptarían un valor monetario entre $ 5 y $ 15, los jubilados y acomodados económicamente no pueden ponerle un precio a su información.

“La confianza se posiciona como otro factor clave que las compañías deben considerar al momento de recolectar información del consumidor”, apunta Sandro Marzo.

De acuerdo con la investigación, el público está más dispuesto a brindar sus datos a compañías de los sectores de salud y finanzas, entre los más regulados a nivel general. Sin embargo, no confían tanto para ello en empresas de tecnología, entretenimiento o transportes.

En ese sentido, BCG y Google les recomiendan a las organizaciones trabajar en tres aspectos relevantes si se desea construir una relación de confianza con los consumidores al momento de solicitarles sus datos:

  • Transparencia y gestión de marca: Las compañías deben comunicarle al consumidor lo que están haciendo con su data y cómo se está empleando. Asimismo, es necesario acercar las marcas al público para que estas se vean merecedoras de confianza.
  • Invertir en infraestructura tecnológica para crear una buena experiencia: No recomiendan tercerizar la recolección de data, para asegurar una experiencia agradable en el recabado de la misma y procurar un manejo responsable.
  • Construir una organización centrada en la data, que valore la privacidad, ante todo: El personal encargado de la data de los consumidores debe ser promotor de la privacidad en toda etapa y nivel de la compañía.