Tendencias

Home

Nación

Artículo

Giros
Antes de todo, es recomendable verificar en las páginas del gobierno las ayudas monetarias - Foto: DPS

nación

¡Ojo! Roban datos personales con falsos mensajes de texto de supuestas ayudas monetarias

Las autoridades recomiendan sospechar cuando los mensajes son enviados con nombres diferentes a los de los programas gubernamentales o desde números telefónicos convencionales.

Como suele ser costumbre, los amigos de lo ajeno aprovechan cualquier oportunidad para intentar robar dinero, bienes o datos personales, por lo que hay que tener mucha precaución a la hora de recibir cualquier tipo de llamada o mensaje de texto que implique compartir números de cuentas bancarias, de identificación o cualquier otro dato con el cual la persona pueda ser objeto de estafas.

En los últimos días se ha conocido una nueva modalidad que están usando los delincuentes para cometer ilícitos a través de falsos anuncios sobre las ayudas que está dando el Gobierno para los más vulnerables.

A través de mensajes de texto las personas son contactadas para ingresar a un enlace en el que supuestamente pueden verificar si son parte de alguno de los auxilios del Gobierno, pero en verdad el link redirecciona a una web donde los delincuentes pueden apropiarse de datos personales de la víctima, por lo que autoridades han hecho un especial llamado de atención a tener cuidado con este tipo de comunicaciones.

Una de las claves para reconocer que está siendo víctima de un intento de robo es que el mensaje llega con nombres diferentes a los programas del gobierno o de las alcaldías locales, como por ejemplo “Renta Solidaria”.

Otro punto a tener en cuenta es que los mensajes de las entidades públicas usualmente no revelan el valor del giro, por lo que si viene acompañado de un monto o de un monto diferente al que usualmente viene recibiendo el beneficiario también es un motivo de alerta.

Consultar si se es beneficiario

Para confirmar si un hogar es beneficiario de, por ejemplo, Ingreso Solidario, el Departamento de Prosperidad Social (DPS) habilitó un buscador que facilitará la ubicación de aquellas personas que tienen incentivos disponibles. Los interesados pueden consultar esa información en el siguiente enlace: https://ingresosolidario.prosperidadsocial.gov.co/#FormularioIngresoSolidario.

En esa página los beneficiarios tendrán que ingresar sus datos personales como número de cédula, nombres y fecha de expedición, e instantáneamente se arrojará el resultado de la búsqueda.

La entidad recordó que el programa Ingreso Solidario no realiza inscripciones ni tiene intermediarios, de manera que las personas no deben dejarse engañar por desconocidos que prometen ayudas para reclamar el subsidio.

Por otra parte, para consultar si un hogar es beneficiario del programa de Devolución del IVA hay que ingresar a la página web del Departamento de Prosperidad Social e ingresar el número de documento, con el cual el ciudadano podrá verificar su estado, que puede ser “Registrado”, “Beneficiario” o “No elegible”.

Si el resultado de la consulta dice que la persona está en estado “Registrado” quiere decir que es “un hogar focalizado como potencial beneficiario e incluido en el Sistema de Información del Programa y con código asignado”.

Si el estado es “Beneficiario” quiere decir que el hogar es uno “al cual se le aplica el proceso de liquidación de los recursos en el respectivo ciclo operativo”, es decir que puede cobrar el pago de $76.000.

Por último, el hogar “No elegible” hace referencia a aquel que incurre en “alguna de las causales de no elegibilidad y por lo tanto no entra al proceso de liquidación del respectivo(s) ciclo(s) operativo(s)”.

Como medida de apoyo económico para los hogares más pobres del país, el Gobierno nacional implementó el esquema de la devolución del IVA, que consiste en que las familias de menores ingresos reciban recursos que aliviarán el impacto del impuesto que grava el consumo de productos y servicios de las personas más vulnerables.

Es preciso mencionar que para reclamar el dinero solo se debe llevar la cédula de ciudadanía y realizar el proceso de validación biométrico (registro de huella) en el punto de pago. Por otro lado, es importante reiterar que para hacer parte del programa no se deben llenar formularios ni pagarle a nadie por servicios de intermediación.