consumo inteligente

¿Se está extinguiendo la ‘Familia Miranda’, que solo mira y no compra?

Cada vez hay menos colombianos que van a los centros comerciales únicamente a mirar.


Una de las costumbres de antaño que al parecer se está perdiendo en el país es la de salir a los centros comerciales únicamente a pasear y acercase a las vitrinas de los diferentes almacenes para mirar, medirse la ropa, probar sus productos y luego, simplemente, irse sin comprar absolutamente nada.

De acuerdo con los análisis de los comerciantes en Colombia, cada vez hay menos miembros de la ‘Familia Miranda’, expertos en poner a prueba, muchas veces, la paciencia de los vendedores y administradores de las tiendas.

Así lo reveló la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) durante la Convención Nacional de Centros Comerciales, Cenco 2022, que se lleva a cabo en Barranquilla y que reúne a más de 400 empresarios, donde destacó que esto es un ejemplo de que se está fortaleciendo el poder adquisitivo de los colombianos.

Dia Sin Iva
Dia Sin Iva, filas supermercados - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

En esta presentación, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, destacó el importante crecimiento que ha tenido este sector y su contribución a la reactivación económica después de la crisis por la pandemia, resaltando que acá es que se contrata gran parte de la mano de obra comercial, apoyando a la reducción del desempleo.

Según Cabal, en lo que respecta a los también llamados ‘vitrineros’, si bien no se han acabado del todo, actualmente si hay una fuerte reducción en este tipo de prácticas, comparando este año con los de antes de la pandemia.

“Según los resultados, mientras que hace cinco años, para el 19 % de los consultados, su principal motivo para visitar los centros comerciales era “pasear”; en 2022 ese porcentaje bajó considerablemente alcanzando 10 %”, explicó este dirigente gremial

De igual manera, según Fenalco, cambió la primera razón de visita a los también llamados Mall, que para 21 %, en 2017, era comprar ropa y en este año para 19 % es comer; gracias al esfuerzo de los centros comerciales de ampliar su oferta de restaurantes y sus plazoletas de comida.

En estos resultados encontramos otros datos claves, como que bajó también la intención de los colombianos de ir a cine, pasando de 15 % en 2017, a 7 % en 2022; así como ir a hacer vueltas en bancos de 15 a 6 % y hacer mercado de 8 % a 6 % (...). Así mismo, entró la categoría de ´ir a tomar café´, que ni siquiera aparecía en 2017 y que este año ocupa 11 %, en cuanto a los motivos de visitar los centros comerciales”, agregó el presidente de Fenalco.

Creativo
Dos mujeres afroamericanas comprando juntas en un supermercado. La más joven, de unos 20 años, lleva una cesta de la compra. La mayor, una mujer mayor de unos 60 años, sostiene una botella y están leyendo la etiqueta nutricional. - Foto: Getty Images

Por su parte, los atributos que debe tener un centro comercial, según los encuestados, también cambiaron después de la pandemia. Mientras que en 2016 los colombianos tenían en cuenta la seguridad como primer atributo para visitar un centro comercial; ahora es mucho más importante que tenga facilidad de parqueaderos. En segundo lugar, antes y después de la pandemia, los colombianos tienen en cuenta que sea limpio e higiénico.

“Hace cinco años era impensable hablar de otros usos en las áreas comerciales. Se tienen ahora salones de onces, notarías, clínicas, consultorios odontológicos, hoteles al lado, boleras, EPS, institutos de educación, sitios para emprendedores, coworking, gimnasios, tiendas deportivas, cafés, galerías de arte, capillita, restaurantes a mantel”, dijo Jaime Alberto Cabal.

En este informe también se evidencia que antes era muy relevante que el centro comercial estuviera cerca a la casa o al trabajo, contrario a lo que pasa hoy en día, cuando lo más valioso es que los visitantes encuentren todo lo que están buscando y que sea un espacio amable con la movilidad de personas con discapacidad.

Hay que tener presente que actualmente, en un Centro comercial reinventado, puede llegar un cliente a desayunar, hacer coworking en otro espacio, luego ir a almorzar, seguir en coworking, ir al gimnasio, bañarse y cerrar el día con un rato de esparcimiento, todo en el mismo sitio”, concluyó este vocero gremial.