Tendencias

Home

Gente

Artículo

La relación de la pareja ha estado en las rocas durante los últimos. Foto: Instagram Gisele Bünchem - Foto: Foto: Instagram

gente

Gisele Bündchen se deshace del anillo de bodas en medio del divorcio con Tom Brady

Esta es la segunda vez que la ex ángel de Victoria’s Secret ha sido vista sin su anillo esta semana.

En medio del anuncio que reveló que la pareja está en un proceso de separación, Gisele Bündchen fue vista sin su anillo de boda el mismo día en que Page Six publicó que tanto ella como su marido, el reconocido quarterback Tom Brady han contratado abogados para iniciar su proceso de divorcio.

En ese sentido, en las fotos muestran a la supermodelo brasileña con sus hijos, pero sin su anillo de bodas, este martes en Miami, donde se ha quedado en medio de los rumores de que se separa del jugador de la NFL.

Bündchen, de 45 años, llevó a los dos hijos de Brady, Benjamin, de 12 años, y Vivian, de 9, a un gimnasio. Iba vestida de manera informal con una camiseta blanca de cuello redondo y leggings grises claros.

Gisele parecía estar en pleno modo mamá mientras llevaba todo el equipo de gimnasio de sus hijos y se lo pasaba, incluyendo una botella de agua, dogi de karate y un cinturón azul de karate.

Los dos niños finalmente se apresuraron a ir al gimnasio, dejando a su mamá con parte de su equipo y un brazo libre para que ella mostrara su mano izquierda sin anillo.

Esta es la segunda vez que la ex ángel de Victoria’s Secret ha sido vista sin su anillo esta semana.

El lunes, fue fotografiada saliendo de un gimnasio de South Beach después de hacer ejercicio y tampoco llevaba el anillo.

Aunque no está claro si el hecho de dejar el anillo está relacionado con los problemas matrimoniales de la pareja, Bündchen ya llevaba su anillo de boda en junio mientras la familia estaba de vacaciones en Portofino, Italia.

Tanto Bündchen como Brady, de 45 años, huyeron a Miami antes de que el huracán Ian golpeara su casa en Tampa Bay, Florida, donde Brady juega para los Buccaneers, pero una fuente dijo a Page Six en ese momento que se habían mudado a casas separadas.

La relación de la pareja ha estado en las rocas durante los últimos meses después de que entraron en una pelea épica sobre la decisión de Brady de retirarse de la NFL. La relación parece estar llegando a su punto de ruptura, ya que cada una de las partes ha contratado abogados de divorcio esta semana.

“En realidad nunca pensé que esta discusión sería el final de ellos, pero parece que lo es”, señaló una persona cercana a la pareja.

“No creo que haya vuelta atrás ahora. Ambos tienen abogados y están estudiando lo que supondrá una separación, quién se queda con qué y cuáles serán las finanzas.”

Ni Bündchen ni Brady se han referido directamente a las informaciones sobre la ruptura, pero ambos han insinuado individualmente la división.

En su artículo de portada de Elle de septiembre, Bündchen expresó su “preocupación” por que su marido siguiera practicando este “deporte tan violento”.

“A mis hijos y a mí nos gustaría que estuviera más presente”, dijo, y añadió que “definitivamente ha tenido esas conversaciones con él una y otra vez”.

Brady también ha hablado sutilmente de sus problemas matrimoniales mientras recapitula sus partidos de fútbol americano cada lunes en su podcast de SiriusXM, “¡Vamos! Con Tom Brady, Larry Fitzgerald y Jim Gray”.

“El fútbol americano y la familia siempre han sido lo más importante para mí”, dijo en el episodio del 13 de septiembre y admitió en el episodio de una semana después que ha estado “bastante emocional” y que necesita poner esas emociones en un “buen lugar”.

El dúo se casó en febrero de 2009. Brady salió previamente con Bridget Moynahan, de 51 años, durante casi tres años hasta que se separaron en 2006, pero siguen siendo co-padres de su hijo Jack, de 15 años.