Home

Gente

Artículo

Una investigación sobre las denuncias de intimidación por parte de Meghan Markle contra el personal de la familia real ha llevado a un cambio en la política de recursos humanos, pero los detalles no se publicarán, según una fuente importante de la familia. (Photo by Matt Dunham / POOL / AFP)
Harry y su esposa, Meghan Markle, siempre han sido muy abiertos sobre la importancia de la salud mental. - Foto: AFP

gente

“Vivía en una burbuja”: príncipe Harry reveló que fue a terapia psicológica

Aseguró que nunca había oído hablar de la terapia o el ‘coaching’ mientras crecía en la familia real o servía en el Ejército.

El príncipe Harry compartió que la terapia le ayudó a ver que tiene el poder de elegir cómo vivir su vida después de dejar la familia real.

“En el momento en que empecé a hacer terapia, se me abrieron los ojos”, compartió durante una charla en la cumbre inaugural de Masters of Scale el miércoles 19 de octubre. “Me movía por la vida pensando que solo había una manera de vivir. Y la terapia rompió esa burbuja”.

Y continuó: “Luego, cuando encontré el camino hacia el coaching, la siguiente burbuja estalló y de repente me di cuenta de que ahora tengo perspectiva y una gran comprensión de mi valor. Recuperé una confianza que nunca creí tener”.

Asimismo, el duque de Sussex, de 38 años, también habría compartido que nunca había oído hablar de la terapia o el coaching mientras crecía en la familia real o servía en el ejército.

“El príncipe Harry dice que al crecer en la familia real y luego pasar 10 años en el Ejército, nunca escuchó las palabras ‘terapia’ o coaching”, tuiteó Doron Weber, vicepresidente y director de programas de la Fundación Alfred P. Sloan, desde el evento, y añadió: “Entonces, se le quitaron las anteojeras y su vida cambió”.

Harry estuvo acompañado por el director general de BetterUp, Alexi Robichaux, que también habló de la importancia del coaching y la necesidad de la terapia en las personas a nivel mundial.

“En BetterUp intentamos que el coaching no sea algo a lo que tú vas, sino algo a que va a ti. Debería estar ocurriendo constantemente, y estamos rediseñando la tecnología para aumentar este tipo de coaching a escala global”, compartió Robichaux.

Por su parte, Harry y su esposa, Meghan Markle, siempre han sido muy abiertos sobre la importancia de la salud mental.

En 2017, el exmiembro de la realeza compartió lo mucho que le afectó la muerte de su madre, la princesa Diana.

“Puedo decir sin temor a equivocarme que perder a mi mamá a los 12 años, y por lo tanto apagar todas mis emociones durante los últimos 20 años, ha tenido un efecto bastante serio no solo en mi vida personal, sino también en mi trabajo”, dijo entonces a The Telegraph.

Probablemente, he estado muy cerca de un colapso completo en numerosas ocasiones, cuando todo tipo de dolor y una especie de mentiras e ideas erróneas y todo te llega desde todos los ángulos”.

Por el lado de su esposa, Markle reveló en 2021 que experimentó pensamientos suicidas después de unirse a la familia real, añadiendo que el palacio de Buckingham no hizo nada cuando pidió ayuda.

“Simplemente, no quería seguir viva”, dijo la duquesa de Sussex a Oprah Winfrey durante su entrevista bomba en marzo de ese año, y añadió: “No puedo quedarme sola”.

La pareja también tiene tres perros de apoyo emocional, según reveló Harry en el Día Mundial de la Salud Mental a principios de este mes.

“Te diré algo, todos necesitamos un perro que nos mantenga calmados”, compartió Harry en ese momento.

Señaló que sus perros “cargan por ahí persiguiendo a las ardillas” y nos causan “todo tipo de problemas cada día”, pero que son “perros de apoyo emocional” cuando “se comportan”.