Home

Gente

Artículo

@yefersoncossio
El influenciador visitó su país por unos días, pero ya se prepara para retomar el viaje que emprendió meses atrás. Instagram @yefersoncossio - Foto: @yefersoncossio

gente

Yéferson Cossio volverá a Japón y reveló qué quiere hacer antes de su regreso

El paisa se prepara para su nuevo viaje, pero no perdió la oportunidad para mostrar interés en algo específico.

Yéferson Cossio dejó sin palabras a millones de personas en sus redes sociales luego de publicar contenido del viaje sorpresa que hizo a Colombia para acompañar a su exnovia en un evento especial, compartir con su familia y allegados y disfrutar de eventos que estaban programados en fechas cercanas.

El antioqueño no dudó en compartir imágenes y videos de estos encuentros, donde logró divertirse un poco con el ambiente de su tierra natal.

Sin embargo, pese a los planes y espacios que disfrutó en Colombia, el paisa indicó que se estaba preparando para su regreso a Japón, país que eligió para encontrar nuevas motivaciones y una paz interna que deseaba tener. El influencer aseguró que tenía todo listo para su nuevo viaje, pero no se movería de Colombia hasta cumplir con un propósito que tenía con respecto a su aspecto físico.

De acuerdo con lo que se dio a conocer a través de la cuenta oficial de Instagram del paisa, lo que quería hacer antes de montarse al avión era terminar por completo el tatuaje que se diseñó en su abdomen. Cossio contó un poco sobre esta idea que quiso realizarse en el cuerpo, la cual plasmaba el reconocido demonio japonés llamado Yokai u Oni, el cual es parte de la cultura del país oriental y tiene como función castigar a quienes son injustos y malvados.

Por tal motivo, el creador de contenido aprovechó su estadía y comenzó las largas sesiones con los tatuadores para terminar este trabajo en su piel. El youtuber publicó una serie de videos en los que reflejó un poco la experiencia vivida, la cual pareció ser muy dolorosa e incómoda por la zona en la que pasaban las agujas.

“Una de las cosas que quería…”, dijo el paisa mientras intentaba grabar un video en el estudio de tatuajes.

Al no poder hablar por la incomodidad que sentía, otra persona que estaba presente registró el proceso de los artistas, quienes estaban terminando todas las líneas y detalles en el estómago del empresario. Yéferson comenzó a quejarse en distintos momentos, por lo que sus conocidos lo molestaron con respecto al umbral de dolor que tenía.

Quiero terminarme el abdomen antes de regresar a Japón. Vamos a meterle con toda. No recomiendo tatuarse el abdomen. Auch”, se lee en los textos que acompañaron el clip, en el que se observó un poco del trabajo que estaban realizando los artistas.

Es importante destacar que, como es evidente, el influencer ya se tatuó gran parte de su cuerpo, por lo que está acostumbrado a esta clase de dolores y procesos creativos. Una vez finalice el diseño, el antioqueño regresará a Japón y visitará el bosque Aokigahara, famoso y comentado por ser una de las zonas donde más personas acuden para suicidarse o lastimarse.

El exótico regalo que le trajo Yéferson Cossio a su hermana Cintia desde Japón

Según se pudo observar en los clips que salieron a la luz, Yéferson le consiguió el curioso regalo a su hermana durante uno de los recorridos que hizo por las ciudades del país asiático. Se trataba de un pequeño y tierno perrito, el cual formaba parte de la conocida raza japonesa shiba inu.

En las declaraciones que dio el creador de contenido, este animal es el favorito de su familiar, por lo que quiso darle este inesperado detalle. A pesar de que se sintió extraño comprando un perro, debido a su labor con adoptar y apadrinar, Cossio prefirió cautivar a su hermana con el nuevo integrante de la familia.

El shiba inu es la raza favorita de perro de mi hermana y es japonesa. Yo estoy en Japón y ella toda la vida quiso uno. Esto ha sido un poco contradictorio para mí porque siempre he sido de adoptar perros, y me siento muy raro comprando uno, pero lo importante es que le voy a dar un buen hogar a… se va a llamar Inu, que es perro en japonés. Y pues el perrito no tiene la culpa de que sea vendido”, dijo el influenciador en las imágenes.

Según se vio en los fragmentos que expuso el instagramer, el perrito tenía un valor de 358.000 yenes, equivalentes a más de 11 millones de pesos colombianos.