educación

A través de subastas y donaciones organismos internacionales, empresarios y artistas contribuyen para que los niños de Providencia vuelvan a estudiar

El paso del huracán Iota destruyó el 98 por ciento de la infraestructura de la isla. Fundaciones, embajadas, cantantes y deportistas colombianos se unieron a los esfuerzos de las entidades del Gobierno para priorizar el regreso de los estudiantes y maestros a clase. La atención sociemocional ha sido clave.


Hace cinco meses el paso del huracán Iota por Colombia cambió radicalmente la vida de los habitantes de la isla de Providencia. Al menos 98 por ciento de las viviendas e infraestructuras quedaron destruidas. El tejido social de más de cinco mil habitantes que perdieron las condiciones básicas para una vida digna también se rompió.

Entidades gubernamentales, fundaciones y ONG han unido esfuerzos para que las familias de la isla puedan retomar sus actividades, especialmente los niños. María Paula Martínez, directora de Save the Children, una de las organizaciones que hizo presencia en la isla, advierte que la educación es una prioridad. “La pandemia generó muchas dificultades y con esta emergencia los niños se quedaron sin dónde estudiar”, comenta.

Save the Children, en una labor conjunta con el Ministerio de Educación Nacional, instaló dos carpas para atender a niños, niñas, familias y docentes a través de actividades de recuperación socioemocional. “Los profesores estaban preocupados por sus alumnos, entonces nos acercamos a ellos”, detalla Martínez.

Por su parte, el ICBF abrió las puertas de dos Centros de Desarrollo Infantil. El primero, Bottom House, se reconstruyó con mano de obra ciento por ciento isleña y cuenta con cuatro espacios pedagógicos; y recientemente se abrió Little Angels para atender a unos 65 niños y niñas. En estos centros reciben atención psicosocial, nutricional y pedagógica para garantizar su desarrollo integral. “Verdaderamente es un escenario que reactiva, e que reconstruye en cuerpo y alma”, afirmó María Juliana Ruiz, primera dama de la Nación, y quien acompañó la inauguración de Little Angels.

Aldeas Infantiles SOS también hizo presencia en la isla y prestó atención a 320 niños, niñas, jóvenes, adolescentes y familias de Providencia que se desplazaron a San Andrés. La organización propició encuentros grupales en El Cove, San Luis y La Loma, que sirvieron de escenario para que la niñez y la juventud en situación de vulnerabilidad expresara a través de actividades lúdicas y de arte terapia, las emociones que han sentido por lo sucedido.

La reconstrucción de escuelas y colegios, a cargo del Ministerio de Educación, permitió la instalación de 37 aulas provisionales en donde se brinda atención a cerca de 1.000 estudiantes en preescolar y educación media. La expectativa es que a partir de julio de 2021 se haga la entrega del colegio Bombana y para junio de 2022 ya estén listas las otras cuatro instituciones previstas.

A todo este trabajo se suma la cooperación internacional. La Embajada de Canadá en Colombia entregó material de lectura y dotación de aseo a los estudiantes, un esfuerzo que adelantó en conjunto con Fundalectura y la Fundación Empresarios por la Educación. En total fueron mil libros de literatura infantil y juvenil en español y creole. “Este trabajo en equipo ha sido muy importante para cumplir los objetivos que nos hemos trazado”, manifestó María Victoria Angulo, ministra de Educación.

#RetornoSeguro

Aunque son muchas las áreas de atención en las que los habitantes de la isla necesitan apoyo, especialmente en esta época de pandemia, para las fundaciones y ONG mantenerse en el territorio demanda una serie de recursos que no es fácil sostener a largo plazo.

“Pero si no lo hacemos no estaremos siendo garantes de los derechos de los niños”, dice Martínez, quien destaca que la ayuda de la comunidad ha sido clave en este proceso. Providencia también ha recibido la solidaridad de reconocidos artistas colombianos que han donado tiempo, conciertos y objetos para que sean subastados.

De estos gestos nació la idea #RetornoSeguroAlaEscuela, liderada por Save the Children, en alianza con Superbid, Edelman, Wework y diversas personalidades entre las que se encuentran artistas como Sebastián Yatra, Piso 21, Fanny Lu, Fonseca, Jiggy Drama, Alkilados, Jessi Uribe, Pasabordo y la deportista Tatiana Calderón.

“La solidaridad siempre será la mejor forma de construir país. Y qué mejor manera de hacerlo que habilitando un espacio virtual en donde todos esos granos de arena puedan unirse y generar una transformación social de manera confiable y segura”, afirmó Helena Balcázar, gerente general de Superbid Colombia, una plataforma de subastas en línea.

A la fecha han recibido chaquetas, gafas, cuadros e instrumentos musicales para que sean subastados. El dinero recaudado será destinado a la educación y a garantizar el regreso seguro a la escuela.

Los interesados en participar tendrán la posibilidad de acceder a la puja de ofertas hasta el próximo 27 de mayo desde cualquier dispositivo conectado a Internet ingresando a https://www.superbidcolombia.com/somosprovidencia/.

Lea también: Lo doy porque quiero, el espacio donde los cartageneros comparten sus conocimientos

Lea también: La hora Phillips: una época dorada de la radio en Colombia