especial movilidad y transporte

Conectividad, la clave de las obras de cuarta y quinta generación. ¿Cuáles son los avances?

En sintonía con los planes de movilidad sostenible del Gobierno, la infraestructura que prometen estos proyectos de Quinta Generación y los entregados de 4G facilitan los accesos y la conectividad en el país.


Con el aval del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) abrió la partida para las obras de Quinta Generación (5G), que ya empezó a adjudicar en el formato de alianzas público-privadas (APP) y que demandan inversiones por un total de 23 billones de pesos, además de generar 500.000 empleos directos.

Estas concesiones fortalecen el multimodalismo, ya que en ellas confluyen diferentes modos de transporte: fluvial, carretero, aeroportuario y férreo, que se encargarán de mejorar el transporte, aumentar la capacidad y reducir los costos del traslado. Igualmente, con los proyectos carreteros se conectarán mejor los centros de producción del interior con los puertos del país”, dice Manuel Gutiérrez, director de la ANI.

Las 5G configuran un robusto programa de infraestructura de transporte compuesto por dos olas. La primera son 14 proyectos que comprenden iniciativas viales, aeroportuarias, férreas y fluviales, por un valor de 21,06 billones de pesos. En cuanto a los programas multimodales carreteros están la ALO Sur, Accesos Cali-Palmira, Accesos Norte Bogotá 2, Troncales del Magdalena 1 (Puerto Salgar hasta Barrancabermeja) y 2 (Sabana Torres-Santander hasta Curumaní-Cesar) y Buenaventura-Buga.

Mientras en aeroportuarios se encuentra el nuevo aeródromo de Cartagena, la modernización de la terminal Rafael Núñez, los aeropuertos de suroccidente (Neiva y Palmira) y el aeropuerto de San Andrés. En materia fluvial, figuran dos proyectos que corresponden a la navegabilidad por el río Magdalena y la restauración de los ecosistemas del Canal del Dique; sin dejar de mencionar un proyecto férreo, que es la iniciativa Dorada-Chiriguaná.

“A la fecha, se han adjudicado tres proyectos carreteros: la nueva malla vial del Valle del Cauca (Accesos Cali-Palmira), la ALO Sur y los Accesos Norte Bogotá. Asimismo, ya hay cinco iniciativas que están en proceso de licitación: Troncal del Magdalena 1 (Puerto Salgar-Barrancabermeja), de las que ya recibieron siete ofertas; Troncal del Magdalena 2 (Sabana de Torres-Curumaní), que ya cuenta con dos propuestas, y Buga-Buenaventura, Canal de Dique y APP del río Magdalena”, agrega Gutiérrez.

En cuanto a los procesos que pertenecen a la segunda ola, estos avanzan en su etapa de estructuración temprana. Las obras que forman parte de ella están relacionadas con iniciativas en carreteras como Pasto-Popayán (4,5 billones de pesos); Ruta del Sol 1 (Guaduas-Villeta), por un valor de 1,30 billones de pesos; Sogamoso-Aguazul-Maní-Puerto Gaitán (1,28 billones de pesos) y Calarcá-La Paila (1,9 billones de pesos). En obras aeroportuarias, se encuentra la ampliación de El Dorado (4,9 billones de pesos) e IP Campo de Vuelo (900.000 millones de pesos), y en fluviales está el dragado de Buenaventura (580.000 millones de pesos).

“Los proyectos 5G tienen un proceso de preconstrucción de un año, en promedio. En esa etapa se encuentran los tres proyectos que ya están adjudicados y la componen los estudios, diseños, gestión predial y actividades prioritarias, como reparcheos, puesta a punto y rocería, entre otras cosas”, agrega Gutiérrez.

El estado de las vías 4G

A unos pocos meses de acabarse el actual Gobierno, la ANI dice dejar un avance del 75 por ciento de las obras de Cuarta Generación o 4G, las cuales han inyectado a la economía nacional cerca de 33,62 millones de pesos en obra, de los cuales cerca de 25,33 billones fueron invertidos hasta abril de 2022.

“De estas obras, que han tenido una inversión de 37 billones de pesos y han permitido generar un total de 60.000 empleos directos, ya se han entregado seis proyectos: Girardot-Honda-Puerto Salgar, Circunvalar de la Prosperidad, Transversal del Sisga, Puerta Hierro-Palmar de Varela y Carreto-Cruz del Viso; al igual que Pacífico 2 y Vías del Nus”, culmina el director de la ANI.

Seis proyectos de vías de cuarta generación

Girardot-Honda-Puerto Salgar. Es un corredor de 190 kilómetros que recorre los departamentos de Cundinamarca, Caldas y Tolima, en una vía que conecta al sur del país con la costa norte. Su inversión fue de 1,95 billones de pesos y generó más de 4.000 empleos, entre directos e indirectos, durante su construcción.

Puerta de Hierro-Palmar de Varela y Carreto-Cruz del Viso. De 202 kilómetros, este corredor afianza y fortalece la conectividad de la región Caribe. Generó más de 5.500 empleos en la zona.

Pacífico 2. En este corredor de 96 kilómetros se logra conectar al centro del país con Antioquia, la zona cafetera y el Pacífico por medio de cuatro unidades funcionales que van desde Bolombolo hasta La Pintada. Incluyó la construcción del túnel Mulatos y los puentes Cauca.

Cartagena-Barranquilla y Circunvalar de la Prosperidad. Con 146,6 kilómetros, este es un corredor en el que sobresale el viaducto del Gran Manglar, el más largo de Colombia y el tercero de Latinoamérica; además de 36,7 kilómetros de la Circunvalar La Prosperidad, un anillo de doble calzada.

Las Vías del Nus. Situada en el oriente antioqueño con 157 kilómetros, su obra emblemática es el túnel de La Quiebra.

Transversal del Sisga. Es una vía de 137 kilómetros de calzada sencilla bidireccional que comunica al centro del país con los Llanos Orientales desde el Sisga, en Cundinamarca, hasta Sabanalarga, en Casanare.

Lea también: Conozca cuáles son las alternativas de financiación para comprar carro

Contenido relacionado: Por menos emisiones: las empresas que le apuestan a flotas de transporte que se mueven con gas natural