mundo

Advierten que China atacará Taiwán impulsado por el accionar de Rusia con Ucrania

Las autoridades de Taiwán siguen con atención la pugna entre Rusia y Ucrania ya que China reclama una soberanía sobre esta isla y ha prometido que algún día va a retomar este territorio.


El expresidente de Estados Unidos Donald Trump aseguró que China va por Taiwán, tal cual sucede con Rusia buscando invadir Ucrania. Trump hizo la “predicción” sobre la invasión china tras ser consultado sobre las tensiones en curso entre Rusia y Ucrania. “Llegué a conocer al presidente [chino] Xi. Por cierto, China será el próximo”, dijo Trump en una entrevista con The Clay Travis and Buck Sexton Show en Mar-a-Lago. “¿Crees que van a ir tras Taiwán?” respondió el anfitrión Clay Travis. “Oh, absolutamente”, dijo Trump. “No conmigo, no lo habrían hecho”. “¿Pero crees que con Biden lo juzgarán?”, aclaró Travis. “Oh, sí. Están esperando hasta después de los Juegos Olímpicos. Ahora terminaron los Juegos Olímpicos, y mira tu cronómetro, ¿verdad?”, dijo Trump.

China de inmediato respondió. La potencia mundial desestimó este miércoles cualquier paralelismo entre la crisis en Ucrania y sus reivindicaciones territoriales sobre Taiwán, después de que, aparte de Trump, la presidenta de la isla afirmara que la decisión de Rusia de reconocer a separatistas está siendo utilizada para perjudicar la moral de los taiwaneses.

Las autoridades de Taiwán siguen con atención la pugna entre Rusia y Ucrania ya que China reclama una soberanía sobre esta isla y ha prometido que algún día va a retomar este territorio, utilizando la fuerza si fuera necesario. La presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen condenó a Rusia por su apoyo a las regiones controladas por los separatistas en Ucrania y dijo que la “fuerzas externas” están intentando manipular la situación en Ucrania para “afectar la moral de la sociedad”.

China, por su parte, indicó que cualquier comparación “carece de la más mínima compresión sobre lo que es la historia de la cuestión de Taiwán”. La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, en una rueda de prensa regular, respondió: “Taiwán por supuesto no es Ucrania. Taiwán siempre ha sido una parte inalienable del territorio de China. Esto es un hecho irrefutable desde el punto de vista legal e histórico”, dijo la alta funcionaria, que tachó de “imprudentes” a las autoridades taiwanesas por “convertir la cuestión de Ucrania en un tema candente”.

La mandataria de Taiwán dijo durante la jornada que “condena la violación de Rusia de la soberanía de Ucrania”. China ha aumentado la presión militar, diplomática y económica sobre Taiwán desde la llegada al poder en 2016 de Tsai Ing-wen por su rechazo a la postura de china de que la isla forma parte de su territorio.

En el último trimestre de 2021 se registró un importante aumento de las incursiones de cazas chinos en la zona de defensa aérea de Taiwán. El año pasado, en total 969 aviones de guerra chinos penetraron esta área, más del doble que los 380 cazas que entraron en 2020, según una base de datos recopilados por la Agencia France Press.

China ha sido cauta con respecto a la crisis en Ucrania, pero en el último tiempo muestra un creciente apoyo al presidente ruso, Vladimir Putin y ambos países firmaron una declaración sobre varios objetivos de política exterior incluyendo que se frene una expansión de la Otan y que Taiwán sea declarado como como una “parte inalienable de China”.

China también criticó severamente el miércoles el papel de Estados Unidos en la crisis ucraniana y acusó a Washington de “echar leña al fuego. Estados Unidos no ha dejado de vender armas a Ucrania, aumentando la tensión y creando pánico”, criticó una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores china, Hua Chunying. Estas declaraciones se producen dos días después del reconocimiento de parte de Rusia de dos regiones separatistas del este de Ucrania y el anuncio de sanciones de parte de Washington. “La pregunta clave es saber qué papel desempeña Estados Unidos en las actuales tensiones en Ucrania”, se preguntó la portavoz. “Alguien echa leña al fuego y acusa a los otros, es algo inmoral e irresponsable”, dijo Hua.