Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Las protestas en Irán siguen, a pesar de la represión de la policía y el gobierno
Las protestas en Irán siguen, a pesar de la represión de la policía y el gobierno - Foto: AFP / Geoff Robins

mundo

Al menos 28 periodistas han sido detenidos en Irán desde que estallaron las protestas

El CPJ añadió este jueves a la lista otros dos nombres más: el de la reportera freelance Mobin Baluch, quien fue detenida en Baluchistán, y el de Farshid Ghorbanpur, que escribe para el portal de noticias persa 7sobh.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por su siglas en inglés) denunció que al menos 28 periodistas han sido detenidos desde que estallaron las protestas en Irán por la muerte de la joven Mahsa Amini, quien murió en dependencias policiales el pasado 16 de septiembre.

“Las fuerzas de seguridad crean un ambiente de miedo en los vecindarios cuando allanan las casas de los periodistas, ahuyentando a las familias y vecinos para asegurarse de que nadie informe sobre los arrestos o hable con los medios, especialmente los medios de habla persa en el exilio”, señaló en un comunicado.

Uno de ellos habría sido Elahe Mohamadi, del periódico pro-reformista Hammihan, según informó su propio medio de comunicación este jueves en su perfil de Telegram. Su hermana, Elnaz Mohammadi, reportera política de la revista bimensual Andishepuya, también fue arrestada.

La fotoperiodista Aria Jafari habría sido detenida el miércoles en Isfahán, mientras que la primera periodista en ser detenida fue Nilufar Hamedi, quien se encuentra en régimen de aislamiento en la prisión de Evin de la capital, Teherán, según informó Bloomberg.

El CPJ añadió este jueves a la lista otros dos nombres más: el de la reportera freelance Mobin Baluch, quien fue detenida en Baluchistán, y el de Farshid Ghorbanpur, que escribe para el portal de noticias persa 7sobh.

Amini, una joven kurda de 22 años, falleció el pasado 16 de septiembre mientras estaba bajo custodia de la Policía de la moral tras haber sido detenida por llevar mal el velo islámico. Las autoridades negaron que fuera víctima de una paliza por parte de los agentes.

Su muerte provocó una ola de protestas en varias ciudades del país, incluida Teherán, en las que muchas mujeres han procedido a quitarse sus pañuelos y a quemarlos en público.

Las autoridades han reprimido con violencia las protestas, dejando al menos 76 muertos, según la ONG Iran Human Rights (IHR).

Según las autoridades iraníes, la joven Mahsa Amini falleció por causas naturales, pero según informaciones difundidas por la Oficina del Alto Comisionado fue golpeada violentamente en la cabeza y contra un vehículo de la policía de la moral.
Según las autoridades iraníes, la joven Mahsa Amini falleció por causas naturales, pero según informaciones difundidas por la Oficina del Alto Comisionado fue golpeada violentamente en la cabeza y contra un vehículo de la policía de la moral. - Foto: dpa/picture alliance via Getty I

Amenazas a famosos y medios por las protestas

Irán redobló la presión sobre celebridades y periodistas este jueves a raíz de la ola de protestas, como lo hizo saber el gobernador provincial de Teherán, Mohsen Mansouri, citado por la agencia de noticias ISNA, tras indicar que “tomaremos acciones contra los famosos que soplaron las brasas” de los “disturbios”.

Hace unos días, el jefe de la justicia iraní, Gholamhossein Mohseni Ejei, también lanzó un aviso similar contra aquellos que “se han hecho famosos gracias al apoyo de nuestro sistema [...] [y] se han unido al enemigo”.

Las advertencias llegaron casi dos semanas después de que se desatara una ola de protestas en Irán, duramente reprimida, a raíz del deceso de Amini. Cineastas, deportistas, músicos y actores han apoyado las manifestaciones.

En imágenes : Protestas en Irán por la muerte de Mahsa Amini
Una motocicleta de la policía arde durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, una mujer que murió después de ser arrestada por la "policía de la moralidad" de la república islámica, en Teherán, Irán, el 19 de septiembre de 2022. - Foto: via REUTERS

“¡Mujer, vida, libertad!” han coreado manifestantes desde entonces, en las concentraciones más importantes ocurridas en el país en casi tres años. Muchas de las asistentes han desafiado al poder quemando sus pañuelos o cortándose el pelo.

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, advirtió que, a pesar del “dolor y la tristeza” causados por la muerte de Amini, la seguridad pública “es la línea roja de la República Islámica de Irán y nadie está autorizado a violar la ley y provocar el caos”.

“No a la dictadura”

En los últimos días, se han organizado manifestaciones en solidaridad con las mujeres iraníes por todo el mundo, y para este sábado se han convocado marchas en 70 ciudades.

En la capital afgana, Kabul, unas 25 mujeres se manifestaron frente a la embajada de Irán este jueves, con pancartas que rezaban “Irán se ha levantado, ahora es nuestro turno” o “De Kabul a Irán, di no a la dictadura”.

La protesta duró unos quince minutos, hasta que las fuerzas de seguridad de los talibanes dispersaron a la multitud con disparos al aire, constató un corresponsal de AFP.

También en Estambul se concentraron unas cien personas frente al consulado de Irán, en el barrio conservador de Faith.

“Incluso los que huyeron a otro país viven con miedo. Mire, todo el mundo lleva gafas negras y mascarilla”, comentó una de las asistentes, Rara, de 27 años, que prefirió no divulgar su apellido.

Y en Oslo, dos personas resultaron heridas y unas 90 fueron arrestadas este jueves durante unos enfrentamientos ocurridos durante una protesta cerca de la embajada iraní, informó la policía noruega.

* Con información de Europa Press y AFP