mundo

Atención | Encuentran polio en las aguas residuales de Nueva York

Autoridades de la ciudad lanzaron la alerta.


La polio, virus que se creía erradicado en Estados Unidos, sigue tomando fuerza y podría convertirse en un nuevo problema de salud para el país, tras la pandemia de covid-19 y los nuevos contagios de la viruela del mono que son reportados a diario.

Luego de que en el pasado mes de julio se detectara el primer caso de este temible virus en el estado de Nueva York, ahora un nuevo hallazgo pone a temblar a las autoridades sanitarias de la ‘capital del mundo’.

La doctora Mary T. Bassett, comisionada de salud de ‘la gran manzana’, aseguró que unos estudios que se vinieron realizando revelaron la presencia de polio en las aguas residuales de la ciudad. “Por cada caso observado de poliomielitis paralítica, puede haber cientos de otros infectados. Junto con los últimos hallazgos sobre aguas residuales, está claro: la poliomielitis es una amenaza para los neoyorquinos y los niños que no están vacunados hoy en día”, escribió en su cuenta oficial de Twitter la funcionaria.

Bassett también aseguró que ya se inició una investigación para poder evaluar hasta qué punto se pudo propagar este virus por medio de las aguas residuales y así poder hacer cercos y detectar rápidamente posibles focos de infección tanto en la ciudad, como en los estados aledaños.

La polio, aunque es una enfermedad incurable que puede causar parálisis muscular e incluso la muerte, se puede prevenir con una vacuna, disponible desde 1955, que doblegó el virus hasta erradicarlo prácticamente.

Pero en los dos últimos años, debido sobre todo a la pandemia de la covid-19 y a la falta de acceso a la información y la desinformación en muchos países, se ha producido un retroceso continuado de la vacunación infantil, alertó recientemente la OMS y Unicef.

El virus entra habitualmente en el cuerpo a través de la boca mediante las manos contaminadas con heces de una persona infectada, o a través de la saliva.

Los síntomas pueden ser parecidos a los de la gripe (cansancio, fiebre, dolor de cabeza, rigidez, dolores musculares y vómitos) y puede tardar hasta 30 días en manifestarse, periodo durante el cual la persona infectada sigue transmitiendo el virus.

“Basado en lo que sabemos de este caso, y de la polio en general, el Departamento de Salud recomienda encarecidamente que las personas sin vacunar se vacunen o reciban una dosis de refuerzo con la vacuna IPV lo antes posible”, recomiendo Basset.

“Muchos de ustedes quizá sean muy jóvenes para recordar la polio, pero cuando yo me crié, esta enfermedad asustaba a las familias, incluida la mía”, dice por su parte en un comunicado el director del condado Ed Day, que recuerda que el hecho de que el virus siga rondando, años después de la vacuna, demuestra lo “implacable” que es.

El último caso de poliomielitis registrado oficialmente en Estados Unidos se remonta a 2013.

“Esto sugiere que el virus puede haberse originado en un lugar fuera del país”, aseguraron las autoridades en un comunicado, que señaló que “las cepas revertientes no surgen de las vacunas inactivadas”.

Con información de AFP