mundo

Atención: lava del volcán de La Palma entró en contacto con el mar, preocupan las nubes tóxicas

La fuente de donde proviene el líquido volcánico supera los 80 metros de altura.


Las autoridades de emergencias de Canarias, España, están ahora más preocupadas porque la lava del volcán de La Palma llegó al mar este martes 28 de septiembre cerca de las 11 de la noche (hora local), en la costa del municipio de Tazacorte. El evento se observó alrededor de la zona conocida como Playa de los Guirres.

La contingencia fue confirmada por el alcalde de Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez, quien relató al diario El País, de España, que el contacto de la lava con el mar creó la emanación de nubes tóxicas, una especie de humo negro y blanco.

Muy pendiente de este fenómeno que ha captado la atención de los españoles y de todo el mundo, el Instituto Vulcanológico de Canarias informó que la lava ya había cruzado la conocida “carretera de la costa”, situada junto a la Montaña de Todoque, desde unos 320 metros de altura en el municipio de Tazacorte.

El derrame de este líquido volcánico dejaba prácticamente incomunicados los barrios de Puerto Naos, El Remo y La Bombilla, según reportaron medios locales. Para atender la situación, el cabildo había habilitado rutas alternativas para acceder a estas poblaciones.

Desde el momento en que inició la erupción del volcán de La Palma, el pasado 19 de septiembre, las autoridades temían que este flujo llegara al océano, por lo cual están seriamente preocupados, debido a que su reacción química al entrar en contacto con el agua salada genera mantos tóxicos al ambiente y afecta a los habitantes de los poblados cercanos.

Según recordó el diario El País, el único fallecido por el volcán de Teneguía en el año1971, murió a causa de la inhalación de estos gases. Por esta razón, se intensificó el equipo de Protección Civil en la zona debido a que temen que se puedan generar explosiones y emisión de gases nocivos, de acuerdo con el balance ofrecido por el comité de crisis Pevolca.

El inminente avance del flujo de magma hacia el mar ya había obligado a las autoridades canarias a decretar estado de emergencia, además del confinamiento preventivo de cuatro comunidades aledañas ante el peligro de las emanaciones de gases tóxicos.

De acuerdo con el Instituto Volcánico de Canarias, en el encuentro de la lava con el mar, a una temperatura superior a los 1.000 ºC con una temperatura en torno a los 20 ºC, “se produce un choque térmico que genera columnas (penachos) de vapor de agua cargados con ácido clorhídrico (HCl) como consecuencia del importante contenido de cloruro (Cl-) en el agua de mar”.

Estas columnas de vapor de agua, de un color blanquecino, también contienen a su vez diminutas partículas de vidrio volcánico como consecuencia de la reacción que se produce entre la lava y el agua de mar, explica la entidad.

Estas columnas de vapor de naturaleza ácida como consecuencia de la generación de ácido clorhídrico (HCl) representan un peligro local –bien delimitado– para las personas que visitan o se encuentran en la zona costera donde se produce ese encuentro entre la lava y el mar. “No se trata de una columna o penacho volcánico tan energético como el que tiene lugar en el cono volcánico donde se está produciendo un jet de gases volcánicos ácidos que se inyectan a la atmósfera con tanta energía que llegan a alcanzar los 5 kilómetros de altura”, advirtió el Instituto.

Por lo tanto, las columnas de vapor generadas por el encuentro entre la lava y el mar son unos penachos volcánicos menos energéticos. El régimen de vientos en la zona donde se producen estos penachos volcánicos costeros contribuye a la dispersión de estas columnas, pero el peligro que representan es muy local, en el entorno del área donde se produce el encuentro de la lava con el mar, aseguran en una publicación.