mundo

Atención: otro de los policías involucrados en la muerte de George Floyd se declara culpable

El deceso del afroamericano ocurrió en mayo de 2020.


Uno de los tres exoficiales de policía de Minneapolis que enfrentan juicio por la muerte de George Floyd se declaró culpable por cargos de homicidio involuntario. Thomas Lane fue condenado en febrero por cargos federales de violar los derechos civiles de Floyd, un afroamericano cuyo asesinato en mayo de 2020 desató protestas nacionales en Estados Unidos.

Lane, un policía blanco, tenía programado un juicio el próximo mes en Minnesota por los cargos de ayuda y complicidad en asesinato en segundo grado. En su lugar, se declaró culpable de ayuda y complicidad en homicidio involuntario en segundo grado, dijo el portavoz de la corte.

Los otros dos oficiales, Tou Thao y J. Alexander Kueng, fueron condenados en febrero por cargos federales e irán a juicio el 13 de junio por cargos estatales. Derek Chauvin, el oficial de mayor rango en la escena y quien se arrodilló en el cuello de Floyd durante 10 minutos hasta provocarle la muerte, fue condenado a 22 años de prisión el año pasado.

Bajo el acuerdo de culpabilidad, Lane pasará tres años en una prisión federal, dijo el portavoz de la corte. La pena se pagará simultáneamente con los cargos federales que reciba en otra sentencia, cuya fecha no se ha establecido.

Asesinato de afroamericano en abril, recordó nuevamente la muerte de George Floyd

El pasado mes de abril decenas de manifestantes se tomaron las calles de Grand Rapids, Michigan, después de que se hicieran públicos unos vídeos que mostraban la muerte de un joven afrodescendiente a manos de un policía blanco. Uno de los cuatro vídeos grabados el 4 de abril muestra a un agente de policía tumbado sobre la espalda de Patrick Lyoya, de 26 años, antes de dispararle presuntamente en la cabeza.

Poco antes del disparo, se ve al agente y a Lyoya forcejeando en el suelo para hacerse con el control de la pistola eléctrica del agente, cuyo nombre no ha sido revelado. Según las imágenes de la emisora local ABC, varias decenas de manifestantes se habían reunido en el centro de Grand Rapids, una ciudad del estado de Michigan de unos 200.000 habitantes.

Los manifestantes llevaban pancartas de “Black Lives Matter” (Las vidas de los negros importan) y coreaban “no hay justicia, no hay paz”. “Lo considero una tragedia”, dijo el jefe de la policía de Grand Rapids, Eric Winstrom, sobre el suceso del 4 de abril en la rueda de prensa del miércoles en la que se difundieron los vídeos. “La pérdida de una vida, independientemente de las circunstancias, es triste, y sé que tendrá un impacto en nuestra ciudad”, añadió.

La sociedad estadounidense se ha visto sacudida en los últimos años por las muertes afrodescendientes a manos de agentes de policía. La más sonada fue la de George Floyd, muerto en 2020 después de que un policía blanco de Minneapolis se arrodillara sobre su cuello.

Las imágenes de la muerte de Floyd, boca abajo y después de haber dicho repetidamente que no podía respirar, conmocionaron al mundo. Su nombre se convirtió en emblema del movimiento Black Lives Matter durante las grandes protestas antirracistas de 2020. El oficial de policía de Grand Rapids ha sido puesto en licencia pagada a la espera del resultado de la investigación de la Policía Estatal de Michigan, dijo Winstrom.

Con información de AFP