violencia de género

Cada 10 minutos violan a una mujer en Brasil, según informe

Un reporte de la ONG Foro de Seguridad Pública informó que las violaciones aumentaron en un 3,7 % respecto al año 2020.


La cantidad de violaciones de mujeres en Brasil aumentó en 2021 un 3,7% respecto del año anterior, en 56.098 casos, lo que representa un abuso cada diez minutos, según un informe publicado este lunes.

Además, el año pasado se registraron en el país 1.319 feminicidios, es decir, una mujer fue asesinada cada siete horas, un ligero descenso del 2,7 % contra 2020, aunque las cifras aún se consideran altas, de acuerdo con el informe elaborado por la ONG Foro de Seguridad Pública en vísperas del Día Internacional de la Mujer.

Estos datos muestran la necesidad de la implementación urgente de políticas públicas de acogida, prevención y lucha frente a la violencia contra las mujeres en Brasil”, dijo Samira Bueno, directora de la ONG, citada en un comunicado de prensa.

A pesar del leve descenso en la incidencia de feminicidios, las cifras siguen siendo muy altas, así como los registros de violencia sexual”, añadió.

La tasa de mortalidad por feminicidio es de 1,22 por cada 100.000 mujeres. El informe, basado en las denuncias recogidas en comisarías, refleja únicamente las violaciones denunciadas, solo una parte de los abusos cometidos contra mujeres.

Por otra parte, muestra que el número de feminicidios aumentó particularmente de febrero a mayo de 2020, “cuando hubo un mayor grado de restricciones de aislamiento social”, que confinaron a buena parte de los brasileños en sus hogares al comienzo de la pandemia de la covid-19.

La violencia sexista en alza

La agencia ONU Mujeres publicó en noviembre de 2021 una investigación a partir de los testimonios de 16.154 mujeres, en 13 países de ingresos medios ( entre ellos Colombia, Ucrania, Marruecos, Bangladés). Un 45 % de esas mujeres declararon que habían sido víctimas o que conocían a alguna mujer que había sido víctima de violencia desde el inicio de la pandemia.

“La incertidumbre económica, el cierre de escuelas o la sobrecarga mental de las tareas domésticas crearon un ambiente propicio para los conflictos intrafamiliares”, explicó LynnMarie Sardinha y Avni Amin, investigadoras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y como ya sucedía antes de la pandemia, las mujeres sufren de la violencia presente en las redes sociales, más que los hombres.

“El +revenge porn+ (difusión sin autorización de contenido pornográficos filmados con una persona) y el riesgo en términos de pedocriminalidad han aumentado de forma preocupante”, añadió Muriel Salmona, psiquiatra especializada en el estudio del shock post-traumático.

Alteración de la salud mental

La investigación de la ONU revela que dos mujeres de cada cinco han sentido el impacto negativo de la pandemia en su salud mental.

La sobrecarga mental del trabajo doméstico provoca “mayores riesgos de estrés y de depresión entre las mujeres que entre los hombres”, explican LynnMarie Sardinha y Avni Amin.

Esa sobrecarga mental se reforzó con el teletrabajo, el cuidado de los niños en casa y las restricciones a la movilidad.

Otro indicador son los estudios que se han realizado sobre la movilidad de las mujeres. Durante los confinamientos tenían que informar a las autoridades sobre sus desplazamientos, lo mismo que los hombres. Pero también a menudo a sus parejas, explica Marion Tillous, profesora de geografía y estudios de género de la universidad Paris VIII. Ese contexto, muy particular, redujo la confianza de las mujeres, “que ahora se atreven menos a alejarse” de sus domicilios, añadió.

*Con información de AFP.