Home

Mundo

Artículo

Moderna empezará las pruebas de su vacuna contra el VIH
El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es causante del sida. (AFP). - Foto: AFP

brasil

Cada hora se contagian de VIH cinco personas en Brasil, según informe de la ONU

Las dolorosas estadísticas sobre esa enfermedad también han revelado que en 2021, cada minuto, una persona murió en el mundo a causa de este virus.

Alarmantes, así son las estadísticas reveladas recientemente por Onusida en su informe anual sobre la situación de la enfermedad en el mundo, mostrando la forma en la que este virus se presenta de forma desproporcionada en todos los países, y cómo está presente, en mayor proporción, en determinados nichos poblacionales.

Precisamente, en el marco de dicho informe, recogido por el medio brasileño ‘Folha de São Paulo’, se documenta de manera especial las cifras reportadas por las autoridades sanitarias de Brasil, uno de los países que presenta mayores tasas de afectación en nuestro continente, revelando un panorama que resulta desolador y que enciende las alarmas de las instituciones sanitarias, evidenciando la necesidad de que allí se implementen ingentes medidas para frenar las tasas de contagio y la expansión del VIH.

De acuerdo con el informe, en Brasil, según el comportamiento revelado en 2021, cada hora, cinco personas contraen el virus, marcado por la estigmatización, al ser una patología que, en su mayoría, se transmite a través de las relaciones sexuales, pero que también tiene otros canales que denotan la existencia de problemáticas sociales que deben ser atendidas en el marco de la estrategia de contención del VIH (virus de inmunodeficiencia humana).

De acuerdo con lo evidenciado por el organismo adscrito a la ONU, durante el año pasado en Brasil se detectaron cerca de 50.000 nuevos casos de contagio del VIH, elevando la cifra global de la enfermedad, en ese país, a más de 960.000 personas contagiadas; una fracción significativa, si se tiene en cuenta que la cifra mundial de pacientes con dicho virus es de 38 millones de personas.

En ese mismo sentido, el citado reporte reveló que mientras en el mundo se reportaron 13.000 casos de muertes asociadas a la enfermedad en 2021, la cifra global se fijó en 650.000 casos de decesos relacionados con el referido virus, que además, en medio de la actual pandemia de covid-19, se ha convertido en un importante factor de riesgo para las personas que la padecen, considerada como una ‘comorbilidad’ que puede agravar significativamente el combate del virus en aquellas personas que la padecen.

Tras la revelación de la alarmante estadística, expertos citados por el prestigioso diario brasileño, como la infectóloga Esper Kallás, docente e investigadora de la Universidad de São Paulo, han afirmado que la situación descrita en el informe, más aún, el alto número de muertes asociadas a la enfermedad, responde a una realidad social marcada por la desigualdad, lo que a su vez traduce en las dificultades para el acceso a los tratamientos adecuados, así como a las medidas de ‘prevención y diagnóstico’.

Para la experta, “tenemos una pandemia estable con un número muy alto de muertes anuales porque hay una desigualdad muy grande en el país”.

En ese mismo sentido, el informe de la entidad adscrita a la ONU también precisó que cualquier persona en el mundo está propensa a poder adquirir esa enfermedad, que azota a la humanidad desde hace cerca de 40 años (o más), no obstante, presenta mayores índices en grupos poblacionales conformados por personas afro, hombres que sostienen relaciones sexuales con personas del mismo género, mujeres trans y consumidores de drogas, lo que ha hecho que la enfermedad, además de su peligrosidad, esté enmarcada en una serie de estigmas morales que generan otra serie de cargas emocionales para quienes contraen la enfermedad.

Lucha contra el sida, otro escenario afectado por la pandemia

En el marco del referido informe de Onusida, en el que se reveló la alarmante situación de la expansión de la enfermedad en Brasil, y otros países, también se manifestó la preocupación que enfrenta la organización frente a los esfuerzos que mundialmente se adelantan para combatir y prevenir su expansión y tratamiento, afirmando que estos se vieron frenados en todo el mundo a consecuencia de la pandemia de covid-19, lo que significó, en algunos casos, un retroceso en los objetivos trazados y las metas que hasta el momento se habían conseguido.

El referido informe advierte que “durante los dos últimos años, las múltiples y simultáneas crisis que han sacudido al mundo han tenido un impacto devastador en las personas infectadas por el VIH, y han hecho retroceder la respuesta mundial a la pandemia del sida”, afirmando que si bien en 2021 se logró recuperar parte del terreno perdido en 2020, el porcentaje de reducción de la enfermedad estuvo muy abajo de las metas trazadas, siendo a su vez la menor reducción desde 2016.

Sobre las muertes derivadas de la enfermedad, la cifra de 650.000 reportadas en 2021 traduce en que, en promedio, en el mundo, cada minuto, una persona murió a causa de esa enfermedad, que, a su vez, mundialmente reveló que más de 4.000 personas adquirieron la enfermedad diariamente.

Otro de los panoramas denunciados por Onusida, refiere que los menores tienen menores contagiados tienen menores posibilidades de acceso a tratamiento, señalando que mientras que mundialmente, en 2021, el 70 % de los adultos con la enfermedad recibieron algún tipo de tratamiento, solo el 41 % de los niños contagiados con la enfermedad pudo hacerlo.

Actualmente, los niños representan el 15 % de las muertes relacionadas con VIH en el mundo, siendo a su vez solo el 4 % del total de la población que padece la enfermedad.

*Con información de la AFP.