mundo

Estas son las nuevas directrices de la OMS sobre VIH, hepatitis e ITS para poblaciones clave

Estas poblaciones son hombres homosexuales, personas trans, trabajadores sexuales, quienes se inyectan drogas y personas privadas de la libertad.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente nuevas directrices consolidadas sobre la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la atención del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), las hepatitis virales y las ITS para poblaciones clave.

De acuerdo con el organismo sanitario, las pautas se lanzarán oficialmente en la Conferencia AIDS 2022 en Montreal, Canadá, en una sesión satélite titulada: Lanzamiento de nuevas pautas de la OMS para poblaciones clave: enfoque para el impacto.

Las pautas describen una respuesta de salud pública al VIH, la hepatitis viral y las infecciones de transmisión sexual (ITS) para cinco poblaciones clave (hombres que tienen sexo con hombres, personas trans y de género diverso, trabajadores sexuales, personas que se inyectan drogas y personas en prisión y otros ambientes cerrados).

La OMS promueve un enfoque basado en evidencia y derechos para abordar estos problemas de salud que coloca a las poblaciones clave en el centro de la respuesta.

“Se debe priorizar a las poblaciones clave, en todos los entornos y esto significa, como se describe en estas nuevas pautas, planificar llegar a ellas primero con prevención, pruebas y tratamiento, así como priorizar las poblaciones clave en los programas de financiación”, dijo Erika Castellanos, directora de programas de GATE (la Acción global para la Igualdad Trans), quien fue co presidente del Grupo de Desarrollo de Directrices de la OMS.

Particularmente para las poblaciones clave, los factores sociales, legales, estructurales y otros factores contextuales aumentan la vulnerabilidad al VIH, la hepatitis viral y las ITS y obstruyen el acceso a la salud y otros servicios esenciales.

Estas pautas destacan la importancia crítica de abordar las barreras estructurales en todos los entornos como una prioridad.

“Los nuevos datos de ONUSIDA muestran que alrededor del 70% de las nuevas infecciones por el VIH ocurren entre las poblaciones clave y sus parejas. En la mayoría de los países, el acceso limitado, la cobertura inadecuada y la mala calidad de los servicios para las poblaciones clave continúan socavando las respuestas al VIH, las hepatitis virales y las ITS”, dijo Meg Doherty, directora de los Programas Mundiales de VIH, Hepatitis e ITS de la OMS.

“Todos los países deben priorizar llegar a estas poblaciones clave y apoyar a las comunidades de poblaciones clave para liderar la respuesta y brindar servicios equitativos, accesibles y aceptables a estos grupos”, agregó.

Además de resaltar la necesidad de abordar las barreras estructurales y brindar paquetes de servicios de salud priorizados para cada una de las cinco poblaciones, se hacen nuevas recomendaciones para la prestación de servicios, tales como intervenciones virtuales y el papel fundamental de los navegadores de pares para guiar miembros de grupos de población clave a través de los servicios de salud.

Otras áreas nuevas de recomendaciones incluyen abordar el chemsex, la frecuencia de las pruebas del virus de la hepatitis C (VHC) para personas con riesgo continuo de infección y brindar tratamiento para el VHC sin demora a las personas con infección por VHC adquirida recientemente y riesgo continuo.

Estas pautas también reconocen que las intervenciones conductuales destinadas a cambiar comportamientos, que tienden a ser prioritarias en muchos entornos, no tienen impacto en la incidencia del VIH, la hepatitis viral y las ITS ni en el cambio de comportamiento.