mundo

Caso Madeleine McCann: hallan nuevas pruebas que incriminan a sospechoso

Han pasado 15 años desde que la niña británica desapareció en el sur de Portugal.


La investigación sobre la desaparición, hace quince años en el sur de Portugal, de Madeleine McCann, una niña de tres años, avanza gracias a nuevas pruebas que apuntan al principal sospechoso, indicó un portavoz de la fiscalía alemana a la televisión portuguesa.

La investigación continúa y hemos descubierto nuevos elementos, nuevas pruebas, no forenses, sino pruebas”, dijo Hans Christian Wolters, el portavoz de la fiscalía de Brunswick, a cargo de la parte alemana de este caso, en una entrevista difundida el martes por la noche por el canal CMTV.

El fiscal portugués anunció el 22 de abril la acusación, a petición suya, de un sospechoso en Alemania, como parte de la investigación “en cooperación con las autoridades inglesas y alemanas”.

No se ha precisado su identidad ni la naturaleza de las sospechas que pesan sobre él, pero según la justicia alemana se trata de Christian B., un pederasta reincidente que vivió varios años en el sur de Portugal.

Aunque el portavoz de la fiscalía de Brunswick no entregó detalles sobre los hallazgos, el medio británico The Sun indicó que se trata de fibras de pijama color rosa que pertenecerían a la pequeña y que estaban en el vehículo del principal sospechoso, el hombre de 45 años identificado como Christian B.

Dicha pijama rosa es la que supuestamente llevaba la pequeña la noche que fue secuestrada. La prenda tenía un estampado de Winnie de Pooh y era de la marca Eeyore.

En medio de una entrevista realizada por una cadena portuguesa, la periodista Sandra Felgueiras le preguntó a Hans-Christian Wolters, policía al frente del caso de Madeleine McCan, sobre estas fibras “delatadoras”.

Ante la pregunta, el investigador respondió: “No puedo comentar sobre los detalles de la investigación” pero “no quiero negarlo”.

Vale destacar que la ley alemana prohíbe publicar los detalles de una investigación policial hasta que los afectados estén informados.

Christian B. cumple condena en prisión por la violación de una estadounidense de 72 años en 2005 en Portugal, y ya había sido identificado por investigadores alemanes en 2020 como el principal sospechoso del asesinato de la niña británica.

El 3 de mayo de 2007 Madeleine McCann desapareció poco antes de cumplir cuatro años en Praia da Luz, un balneario de la región turística del Algarve, donde estaba de vacaciones con su familia.

Padres de Maddie consideran “esencial” saber “la verdad”

Quince años después de la desaparición de la británica Madeleine McCann en Portugal, sus padres consideraron “esencial” conocer “la verdad” sobre este caso que llevó al reciente pedido de inculpación de un sospechoso en Alemania.

“Sea cual sea el resultado, Madeleine siempre será nuestra hija y se ha cometido un crimen verdaderamente horrible”, escribieron el lunes Kate y Gerry McCann en una página de Facebook dedicada a la búsqueda de Madeleine, desaparecida desde el 3 de mayo de 2007.

“Es cierto que la incertidumbre engendra debilidad; el conocimiento y la certeza dan fuerza y por eso nuestra necesidad de respuestas de la verdad, es esencial”, añadieron.

Destacaron que este 15º aniversario no fue “más difícil que otros, pero tampoco más fácil”.

Su desaparición dio lugar a una extraordinaria campaña internacional de sus padres para intentar encontrarla. Las fotos de la pequeña Maddie, con su pelo castaño y sus grandes ojos claros, dieron la vuelta al mundo.

“Agradecemos el trabajo y el compromiso constante de las autoridades británicas, portuguesas y alemanas, porque son estos esfuerzos policiales conjuntos los que darán resultados y nos aportarán las respuestas”, subrayaron los padres de Maddie.

Con información de AFP