mundo

Colegios en Estados Unidos pagarán a profesores prima de 1.000 dólares si se vacunan

El pago se hará a los docentes tras una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson o las dos de Pfizer o Moderna.


Desde que empezó el proceso de vacunación en el mundo, la Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, las Ciencias y la Educación (Unesco) instó a los gobiernos dar prioridad a los maestros en el acceso a las nuevas vacunas contra la covid-19, al estimar que deben ser tratados como trabajadores de “primera línea”.

Esta petición del organismo internacional se debe a que también solicita que se reabran cuanto antes las instituciones educativas, teniendo en cuenta el impacto en el aprendizaje y salud mental de los niños.

Sin embargo, la vacunación de docentes no ha sido una tarea fácil. En el país, poco más de 60.000 profesores que tienen la vacuna disponible, el 15 % del total, aún no asiste a aplicársela. Pero la situación no es exclusiva de Colombia, en otras partes del mundo también hay retrasos en esta materia, razón por la que los gobiernos están buscando alternativas para que los profesores y trabajadores de los colegios se pongan la vacuna y se retomen las clases presenciales cuanto antes.

Por ejemplo, los colegios del condado de Henry, en Georgia, en el sureste de Estados Unidos, pagarán una prima de 1.000 dólares a sus profesores, administrativos y trabajadores en general que estén totalmente vacunados contra la covid-19 para incentivarlos a protegerse ante el repunte de la pandemia en el país norteamericano, donde se ha evidenciado que el nuevo pico de casos positivos se debe a que muchas personas prefieren no vacunarse a pesar de la llegada de la variante delta.

Con esa iniciativa, las escuelas del condado esperan evitar las “numerosas interrupciones ocurridas en la educación pública en los dos últimos años debido a la pandemia global”, indicaron funcionarios de esa población en un comunicado.

“El año pasado fue un reto sin precedentes para nuestros estudiantes y nuestro personal, ya que tuvimos que adaptarnos constantemente a la presencia y posibilidades de tener el covid-19 en nuestros campus”, dijo la superintendente Mary Elizabeth Davis en el comunicado.

“Nuestros estudiantes y sus familias se merecen y esperan predictibilidad y estabilidad en su aprendizaje, y el hecho de mantener nuestros edificios abiertos y de apoyar la salud de nuestros empleados es primordial para ese objetivo”, añadió Davis.

El distrito escolar de Henry, al sureste de Atlanta, hará un pago de 1.000 dólares a aquellos de sus casi 6.000 empleados completamente vacunados ahora o que lo estén antes del próximo 30 de septiembre, con una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson o las dos de Pfizer o Moderna.

El dinero de esa iniciativa procederá de un programa federal para frenar el coronavirus en las escuelas primarias y secundarias, explicaron las autoridades educativas.

“Sabemos que las vacunas siguen siendo la defensa y la medida preventiva número uno para ayudar a mitigar y detener la propagación de ese virus que devasta a las comunidades”, dijo Davis.

Estados Unidos alcanzó esta semana el objetivo fijado por el presidente demócrata Joe Biden de administrar al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus al 70% de la población adulta, casi un mes después de la fecha límite anunciada del 4 de julio.

Según el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el 60,6% de los adultos y el 49,7% de la población total han sido vacunados por completo.

La administración Biden inicialmente apuntó al festivo del Día de la Independencia del país para alcanzar el ambicioso objetivo y declarar la victoria sobre lo peor de la pandemia de covid-19.

Pero la caída de las tasas de vacunación, particularmente en las regiones políticamente conservadoras del sur y el centro oeste, así como entre grupos como los más jóvenes, aquellos con ingresos más bajos y minorías raciales, llevó a que no se lograra el objetivo.