Home

Mundo

Artículo

vacunas

Director del Centro Chino de Control de Enfermedades desmiente la supuesta baja efectividad de las vacunas de ese país

Gao Fu, director del CDC de China, aseguró que se trata de un malentendido y les pidió a las personas no negarse a recibir la vacuna.

Unas declaraciones del director del Centro Chino de Control de Enfermedades (CDC), Gao Fu, sobre la supuesta baja eficacia de la vacuna china para controlar la covid-19 generó alarmas a nivel mundial.

En Colombia, estas declaraciones generaron pánico, pues esta es la vacuna de la que mayor número de dosis se ha aplicado y para este domingo está prevista la llegada de 500.000 más.

A la fecha, Colombia ha recibido cerca de 2,49 millones de dosis de la vacuna de Sinovac y, sumadas las 500.000 que se esperan este domingo, serían casi tres millones.

Ante esta información, SEMANA consultó con el departamento de prensa del Ministerio de Salud, que desmintió la información y compartió con este medio las nuevas declaraciones del director del CDC.

En entrevista con el medio Global Times, el director del CDC refutó las publicaciones de diferentes medios de comunicación y redes sociales sobre una declaración suya en la que habría dicho que la efectividad de las vacunas contra la covid-19 fabricadas en su país era baja.

De acuerdo con Gao Fu, se trató de un “completo malentendido” y aseguró que mientras los científicos del mundo buscan la efectividad de las diferentes inyecciones, él ofreció una visión científica precisamente para mejorar la eficacia y ajustar los planes de vacunación dependiendo de las diferentes opciones de la inoculación.

En la entrevista, el experto aseguró que las tasas de protección de las vacunas en el mundo pueden variar en cuanto a su eficacia, por ello su sugerencia es el ajuste constante de los planes de vacunación, sin referirse específicamente a que los fármacos chinos ofrezcan una baja protección.

En las declaraciones al medio aseguró: “Sugiero que podamos considerar ajustar el proceso de inmunización, como el número de dosis e intervalos, y adoptar la vacunación secuencial con diferentes tipos de biológicos”.

Además, afirmó que es la primera vez que la humanidad se enfrenta a la covid-19, así como a la creación de una vacuna para atacar sus efectos; por ello, todo puede variar dependiendo de la evolución del virus y su control.

“Todos los procedimientos de inmunización que hemos adoptado hasta ahora se han basado en extrapolaciones anteriores de la inoculación de otras vacunas virales, y esa extrapolación ha funcionado bastante bien”, dijo Gao. “Pero en el futuro, si necesitamos hacer mejoras, podemos hacer ajustes basados en las características del nuevo coronavirus y la situación de la vacunación”, la aclaró al Global Times.

Según el director de la entidad, si los científicos hubiesen optado por la forma tradicional de desarrollar vacunas, muy seguramente en estos momentos no habría una aplicándose en el mundo y por eso, dada la brevedad del proceso, hay muchas preguntas científicas que deben abordarse.

Por su parte, Fu aclaró que, de acuerdo con los requisitos de la Organización Mundial de la Salud, para que la vacuna de la covid-19 sea eficaz debe superar el umbral del 50 % o más y la mayoría de las que se están comercializando en el mundo sobrepasa el 70 %.

En este sentido, el director les pidió a las personas aplicarse la inyección ya que los beneficios de la inoculación superan los riesgos. “Las vacunas deben usarse de manera justa y el mundo debe compartirlas. Si el mundo no lo hace, el virus compartirá el mundo”, dijo.

Hasta el momento, en Beijing se han aplicado cientos de millones de dosis, mientras se trataba de generar dudas sobre la efectividad de la vacuna Pfizer-BioNTech, fabricada utilizando el proceso previamente experimental de ARN mensajero, o ARNm.

Hasta el momento, en Beijing aún no ha sido aprobada ninguna fórmula extranjera para su uso en China, aunque con la posibilidad de aplicar dosis de otras vacunas podría abrirse esa puerta.