Tendencias
Guillermo Lasso, presidente de Ecuador, posesiona al nuevo ministro del Interior de su país, Juan Zapata
Guillermo Lasso, presidente de Ecuador, posesiona al nuevo ministro del Interior de su país, Juan Zapata - Foto: Prensa Ministerio del Interior

mundo

Ecuador tiene nuevo ministro del Interior; la ola de violencia ha descabezado a varios dirigentes de esta cartera

Luego que un oficial de la Policía asesinara a su esposa, se le pidió la renuncia al anterior ministro.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, tomó juramento este lunes al nuevo ministro del Interior, Juan Zapata, con la misión de “fortalecer” a la Policía, cuya imagen se vio afectada por el femicidio de una abogada que desapareció dentro de una academia policial.

“El reto, además de seguir enfrentando la delincuencia, es fortalecer casa adentro los valores y principios que hacen crecer a la sociedad y fortalecen la democracia”, dijo el mandatario al posesionar a Zapata en un acto celebrado en la sede de gobierno en Quito.

Zapata, un coronel policial en retiro, reemplazó en el cargo a Patricio Carrillo, a quien Lasso pidió la renuncia el viernes 23 de septiembre, tras conocerse el asesinato de la abogada María Belén Bernal, de 34 años, a manos de su esposo, el teniente Germán Cáceres.

Bernal estaba desaparecida desde el 11 de septiembre, cuando ingresó a la Escuela Superior de Policía (ESP), ubicada en las afueras de Quito, para visitar a Cáceres, principal sospechoso del femicidio y que está prófugo. Su cuerpo fue hallado el miércoles 21 de septiembre en un cerro cercano a la ESP, la academia de formación de oficiales.

“El hecho ocurrido en la escuela de policías no debe arrebatarnos la confianza en una institución en la que la inmensa mayoría de sus integrantes honran su uniforme cada día”, expresó Lasso en defensa del cuerpo, que cuenta con 52.000 uniformados. Según el gobernante, desde 2021 han sido separados 214 agentes policiales por distintas razones. “No podemos dejar manchar el nombre ni el uniforme de la Policía nacional por un mal elemento”, expresó Lasso.

Durante una visita a la ESP tras la posesión del nuevo ministro, el mandatario anunció que el edificio de dormitorios donde desapareció Bernal “será derrumbado”, una vez que termine la investigación del caso.

Dirigiéndose a los cadetes de la academia, el gobernante les pidió no dejarse “amedrentar ni achicar por un hecho violento”. Al ser posesionado, Zapata, quien se desempeñaba como director del estatal Servicio Integrado de Seguridad ECU911, señaló que es el momento de “sanar heridas”.

“Aquí tenemos que dar resultados, no existe otra fórmula”, indicó el nuevo ministro de Interior respecto al femicidio de Bernal, cuya muerte avivó los reclamos de organizaciones feministas, que sostienen que entre enero y septiembre unas 206 mujeres han sido asesinadas en el país.

Zapata agregó que “esta nueva reestructuración de la Policía” estará orientada a “erradicar la violencia de género”. La Fiscalía ecuatoriana indicó que una comisión de expertos llegará desde Colombia para colaborar en la investigación del asesinato de Bernal.

Además de los crecientes femicidios, Ecuador afronta el aumento de la violencia criminal asociada al narcotráfico, que se extiende por las calles y cárceles. En lo que va del año se han decomisado 150 toneladas de droga frente al récord anual de 210 toneladas de 2021.

Desde Lenín Moreno, no hay estabilidad en el Ministerio del Interior

En marzo de 2021, Patricio Pazmiño, renunció a su cargo luego de las críticas recibidas por su gestión frente a los distintos motines que se llevaron a cabo en cárceles del país. “Es mi decisión personal presentar mi renuncia irrevocable”, dijo Pazmiño en una carta enviada al presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

Luego de la renuncia, el presidente en ese entonces, Lenín Moreno, publicó un mensaje en Twitter en el que agradeció a Pazmiño por “por la gestión realizada en las funciones que se le encomendaron”.

Alexandra Vela presentó en marzo de 2022 su renuncia al cargo, por un desacuerdo con el actual presidente, Guillermo Lasso, a quien planteó la disolución del Congreso, de mayoría opositora, en medio de una pugna de poderes.

“Al no coincidir con la línea política establecida por el presidente Guillermo Lasso para enfrentar la crisis agudizada por la Asamblea de Ecuador, presenté mi renuncia”, expresó la funcionaria en su cuenta de Twitter en esa ocasión. Agregó que “preservar la democracia para transformar al país, requiere aplicar el mecanismo de la muerte cruzada”.

Ahora la ‘cabeza que rodó' fue la de Patricio Carrillo. La ola de violencia que hay en todo el país, más el caso del asesinato de la esposa de un oficial de la policía, en el que su pareja es el principal sospechoso, fueron razones necesarias para que Lasso pidiera su renuncia.

*Con información de AFP.