mundo

El Koki, uno de los delincuentes más peligrosos de Venezuela, fue asesinado

Aseguran que alias El Koki tenía un significativo armamento que incluía bazucas, fusiles y ametralladoras.


Tras varios años de búsqueda, las autoridades de Venezuela aseguran que dieron de baja a un peligroso delincuente identificado como Carlos Revete, alias El Koki, en hechos ocurridos este martes 8 de febrero en el sector La Arenera de Las Tejerías, en el estado Aragua.

Aseguran que El Koki era el líder de la banda conocida como Cota 905 que lleva su alias y era uno de los delincuentes más buscados de Venezuela. Además, medios de ese país han indicado que este individuo tenía un significativo poder de fuego que incluía bazucas, fusiles y ametralladoras.

La muerte de alias Koki se dio en una zona donde, desde el domingo en la mañana, han habido enfrentamientos entre las autoridades de Venezuela y delincuentes.

Tras la supuesta muerte, durante las últimas horas de Carlos Revete en medio de una operación llamada Guaicaipuro II, aseguran que otro peligroso delincuente conocido con el alias de El Conejo, está intentando huir de las autoridades.

Vale destacar que la Policía venezolana y las bandas criminales lideradas por El Koki y otros delincuentes como Carlos Calderón Martínez, alias El Vampi, protagonizaron en julio del año pasado fuertes enfrentamientos en el suroeste de Caracas, dejando más de treinta muertos y decenas de heridos.

“No son cuentos”

El presidente de la República, Iván Duque, volvió a pronunciarse sobre la preocupación que tiene el Gobierno nacional por la presencia de disidencias de las Farc y otras organizaciones criminales del país en territorio venezolano, a propósito de la reunión extraordinaria entre Colombia y Rusia.

Situación que según el mandatario colombiano genera una mayor preocupación al conocer las voces sobre una eventual “asistencia militar” al señalado régimen de Nicolás Maduro.

Sobre ese escenario, el jefe de Estado indicó que “no son cuentos” sobre la presencia de peligrosos cabecillas de las disidencias de las Farc y, prueba de ello, enumeró las muertes que se han producido en Venezuela de exjefes de la extinta guerrilla y firmantes del proceso de paz con el anterior gobierno.

“Es un buen espacio diplomático (sobre la reunión), pero también un espacio sincero donde nosotros queremos expresar a ellos la preocupación de fondo que existe por el patrocino y la ayuda que la dictadura de Nicolás Maduro les da a los grupos terroristas colombianos”, sostuvo Duque.

Y agregó el jefe de Estado: “Esto no son cuentos, recordemos donde murió Santrich, donde murió El Paisa, ahora ¿dónde están Pablito y Antonio García? ¿Y dónde está Iván Márquez? Entonces tenemos una preocupación legítima por ese patrocino”.

También dijo: “Y como se sabe que hay una presencia militar rusa en ese país, pues nosotros queremos saber cuál es el alcance de esa presencia militar porque, obviamente, se trata de un gobierno que está beneficiando y protegiendo a grupos terroristas que atacan al pueblo colombiano”.

La semana pasada el ministro de Defensa, Diego Molano, señaló que en Venezuela se han movilizado algunos hombres y unidades de la Fuerza Militar Bolivariana “con el apoyo y la asistencia técnica de Rusia e Irán”; desde la Embajada rusa en Colombia rechazaron dichas declaraciones.

No obstante, la afirmación de Molano no cayó nada bien a Rusia, país que reaccionó por medio de un comunicado al señalar que se está “acusando sin fundamento” a ese país europeo de “la presunta injerencia en los asuntos internos de Colombia”.

Esas declaraciones irresponsables del miembro del gabinete gubernamental parecen aún más inapropiadas en vista de la reunión del presidente Iván Duque con los jefes de Misiones Diplomáticas acreditadas que fue realizada el mismo día”, se añadió en el comunicado de la Embajada rusa.