Home

Mundo

Artículo

Joe Biden
Joe Biden había prometido en las últimas horas que Irán nunca tendría armas nucleares. (AP Photo/Andrew Harnik, Pool, File) - Foto: AP

mundo

Estados Unidos dice que respuesta de Irán sobre acuerdo nuclear “no es constructiva”

Irán propuso cambios y a su turno Estados Unidos emitió una respuesta a través de los mediadores.

Estados Unidos dijo el jueves que había recibido una nueva respuesta de Irán sobre la reactivación del acuerdo nuclear de 2015, pero que no era “constructiva”. Se trata del último ida y vuelta entre los países adversarios mediado a través de la Unión Europea (UE), cuyo jefe de la diplomacia, Josep Borrel, había dicho el miércoles que confiaba en una resolución para revivir el acuerdo en cuestión de días.

La Unión Europea presentó el 8 de agosto el que llamó texto final, ampliamente aceptado por los europeos. Irán propuso cambios y a su turno, Estados Unidos emitió una respuesta a través de los mediadores.

El portavoz del ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Nasser Kanani, dijo temprano el jueves que Teherán envió otra réplica en respuesta a la posición estadounidense, según la agencia estatal de noticias Irna.

“Lo estamos estudiando y responderemos a través de la UE (Unión Europea), pero desafortunadamente no es constructivo”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Vedant Patel.

Estados Unidos se ha negado a discutir públicamente los detalles, pero las discrepancias incluyen la insistencia de Irán en que el organismo de control nuclear de la ONU archive una investigación de tres lugares no declarados, donde se sospecha hubo actividad nuclear antes del acuerdo de 2015.

El presidente estadounidense, Joe Biden, asumió el mandato apuntando a revivir el acuerdo que en 2018 había hecho trizas su predecesor Donald Trump, quien además impuso durante su período una batería de nuevas sanciones contra Irán.

Estados Unidos ordena incautar avión de la mayor empresa petrolera rusa

Luego de la invasión de Rusia a Ucrania hace un poco más de seis meses, varios países, entre ellos Estados Unidos, han impuesto sanciones contra empresas y personas allegadas al presidente Vladimir Putin.

El Departamento de Justicia de EE. UU. anunció que, en el marco de esa decisión, se ordenó la incautación de un avión Boeing 737-7EM, perteneciente a la mayor y más importante petrolera rusa, Lukoil, que tiene un valor de aproximadamente 45 millones de dólares.

De acuerdo con ese despacho, la aeronave violó, presuntamente, las sanciones impuestas por ese Gobierno, ya que, a comienzos de marzo, EE. UU. emitió una serie de regulaciones que exigen a los aviones manufacturados en el país y que viajen hacia Rusia obtener una licencia para evitar ser sancionados.

Para el Departamento de Justicia, el Boeing se encuentra en este momento en Rusia y viajó por última vez a territorio de Estados Unidos en marzo de 2019. La compañía Lukoil está sancionada por EE. UU. desde 2014.

La decisión de incautar esta aeronave forma parte de la decisión del Gobierno de ese país de hacer cumplir la política de sanciones contra Rusia en respuesta a la “invasión militar sin provocación a Ucrania”, de acuerdo con el comunicado.

Es la segunda vez que la justicia de EE. UU. adelanta acciones judiciales contra un avión ruso, ya que a comienzos de agosto el Gobierno ordenó la incautación de un Airbus, valorado en más de 90 millones de dólares, perteneciente a Andrei Vladimirovich Skoch, un empresario multimillonario, copropietario de la siderúrgica Lebedinsky Mining [ru].

Según la revista Forbes, Skoch se encuentra entre los rusos más ricos y fue incluido en The World’s Billionaires en 2012 y es miembro de la Duma Estatal de la Federación Rusa desde 1999.

*Con información de la AFP.