estados unidos

Fascismo, racismo y antisemitismo: ¿Qué dice el manifiesto del terrorista de Buffalo?

En el documento, que tiene 180 páginas, Payton Gendron justificó los asesinatos y mostró detallados planes para realizarlos.


Diez personas fueron asesinadas a tiros afuera de una tienda en la ciudad de Buffalo, en el estado de Nueva York, en una serie de acontecimientos que han conmocionado a los Estados Unidos.

Payton Gendron, de 18 años, fue arrestado en la escena de la tragedia fuertemente armado. Gendron había conducido hasta Buffalo desde su ciudad natal de Conklin, a más de 320 kilómetros de distancia, con el único motivo de realizar el atentado. Las autoridades del país llamaron a este acontecimiento un acto de terrorismo doméstico.

El atacante llevaba, además de tres fusiles y equipamiento militar, una cámara amarrada a un casco de protección. Esta cámara incorporada fue utilizada por Gendron para retransmitir el tiroteo. Como si se tratara de un videojuego, el terrorista transmitió por medio de la plataforma Twitch los asesinatos.

Junto a esta transmisión fue publicado un manifiesto que ahora es investigado por la policía.

En el documento, el atacante no solamente avisó acerca de sus intenciones, sino que además las justificó. “Las mezquitas están llenas; las iglesias, vacías; y hay demasiados negros”, son algunas de las palabras escritas por Gendron. Su plan, dice, era “matar tantos negros como fuera posible”, en un acto que constituye un grave crimen de odio.

Gendron se describe en su manifiesto como “populista, fascista, supremacista blanco, antisemita y racista”, y como creyente de una teoría de la conspiración llamada el “genocidio blanco”, que consiste en la creencia de que la raza blanca está siendo aniquilada y desplazada por los negros, musulmanes y latinos que migran a países como los Estados Unidos.

En el manifiesto, el carácter premeditado del crimen es claro. El atacante se toma varias páginas para describir la selección de sus armas, el equipamiento que iba a usar e incluso el desayuno y almuerzo que iba a tomar ese día.

Además de esto, Payton describe sus múltiples visitas al sitio donde iba a realizar el atentado y dibuja algunos planos de la tienda que iba a atacar. A pesar de su premeditación, también pide a sus lectores que “disculpen” los errores cometidos durante su ataque debido a que no tiene entrenamiento militar previo.

Su modo de operación, dice Gendron, fue inspirado en los atentados de Christchurch, acontecidos el 2011 en Nueva Zelanda, cuando Brentont Tarrant, un ciudadano neozelandés, asesinó a 51 personas que se encontraban en mezquitas y transmitió los asesinatos por Facebook. “Fue él quien inspiró todo esto”, dijo Payton.

Payton también menciona a Anders Breivik, un supremacista blanco noruego que asesinó a 77 jóvenes que pertenecían a una agrupación de izquierda del país y que se encontraban en una reunión en una isla. El nombre de Breivik estaba escrito en el fusil con el cual Payton ejecutó el atentado el pasado sábado.

La mención de estos casos en el manifiesto y la escritura del nombre de Breivik en el fusil llaman la atención sobre una posible sistematicidad de este tipo de ataques, que siguen un modo de operación bastante similar y tienen por objetivo a grupos poblacionales también similares, usualmente siendo minorías étnicas o religiosas.

Radicalismo en internet

Algunas declaraciones del atacante también abrieron un debate al rededor del radicalismo en internet. Gendron afirmó que su proceso de radicalización empezó en 2020 cuando, durante “el aburrimiento” de la pandemia, empezó a frecuentar foros de extrema derecha en la plataforma 4chan.

4chan, que funciona como un foro abierto, es una plataforma en la que sus participantes pueden publicar, desde mensajes de odio hasta pornografía, sin censura y con pocos filtros ni normas de comunidad.

Fue en estos mismos foros donde, por ejemplo, que se fraguaron los acontecimientos del asalto al capitolio el 6 de enero de 2021 y donde otros terroristas como Breivik publicaron sus intensiones de llevar a cabo asesinatos masivos. En el caso de Breivik, varios internautas que frecuentan estos foros de extrema derecha le desearon suerte y aplaudieron su “valentía”.