Tendencias

Home

Mundo

Artículo

En imágenes: Incendios en el suroeste de Francia
El bombero capturado afirmó a las autoridades que con estas acciones buscaba “reconocimiento social”. Foto SDIS 33/ a través de REUTERS - Foto: via REUTERS

mundo

Francia: bombero acusado de provocar incendios, afirma que lo hizo por “adrenalina”

El “bombero pirómano” confesó estar detrás de varios incendios el 26 de mayo, el 21 de julio y el 26 de julio.

El bombero detenido el miércoles en Francia, acusado de provocar incendios forestales en el sur del país, confesó en las últimas horas que lo hizo para buscar “adrenalina”, según informó la fiscalía de Montpellier.

El acusado, apodado por los medios franceses como el “bombero pirómano”, confesó estar detrás de varios incendios el 26 de mayo, el 21 de julio y el 26 de julio.

Cabe recordar que desde mediados de julio, Francia ha transcurrido por una ola de calor histórica, lo cual generó numerosos incendios forestales, por ejemplo, dos incendios en el suroeste del país quemaron más de 20 mil hectáreas de bosque.

“Preguntado por sus motivaciones, declaró que lo hizo para que la intervención de la brigada antiincendios le sacara del opresivo ambiente familiar y por la excitación y ‘adrenalina’, según sus palabras, que le provocaban las intervenciones”, indicó la Fiscalía.

Fotos de la semana 22 julio
Los bomberos rocían retardante de llama para extinguir el fuego terrestre en Hostens, en la región de Gironde, en el suroeste de Francia, el 22 de julio de 2022. Foto REUTERS/Benoit Tessier - Foto: REUTERS

Otra de las confesiones del bombero que llaman la atención de la ciudadanía tiene que ver con la necesidad del sujeto para llamar la atención de las personas, afirmando a las autoridades que con estas acciones buscaba “reconocimiento social”.

El bombero voluntario, que no fue identificado, pero que tiene alrededor de 30 años de edad, trabajaba principalmente como guarda forestal e, irónicamente, la prevención de incendios era uno de sus objetivos principales.

Su abogada, Marie Bar, explicó en la televisión francesa que durante el interrogatorio su cliente demostró que es consciente de que sus acciones no fueron buenas, por eso ofreció disculpas a sus colegas.

“Manifestó mucho arrepentimiento y, sobre todo, un fuerte sentimiento de vergüenza (...) Se disculpó con los bomberos con los que trabaja, a los que llama su gran familia. Es alguien con una gran devoción por su trabajo”, añadió su abogada.

Sin embargo, su abogada no descarta algún problema psicológico que haya incidido en el comportamiento de este ciudadano francés.

“En cierto modo, se siente aliviado por su detención. Le cuesta explicarlo, lo ve como una adicción”, explicó.

Según indica la justicia del país europeo, si esta persona es condenada, podría enfrentarse a 15 años de prisión y además deberá pagar una suma que ronda los 150 mil euros, (unos 153.000 dólares) de multa, según la Fiscalía.

Por otro lado, quienes ejercen la misma labor o la han ejercido, han manifestado su malestar por lo acontecido con este bombero, ya que va en contra vía de todo objetivo o función de un bombero y guarda forestal.

“Es lamentable tener en la organización a individuos así”, afirmó un antiguo coronel de brigada, Ludovic Pinganaud, en televisión.

Juez con el mazo exige justicia
Este funcionario podría enfrentarse a 15 años de prisión, además de una multa por 150 mil euros. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Medidas a nivel mundial

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) pidió a los países que destinen más recursos para prevenir y evitar la nueva categoría de incendios forestales “no normales” provocados por el cambio climático, ya que avisa de que estos, a su vez, agudizarán más el calentamiento global y la pérdida de biodiversidad.

Por ello, desde este programa de Naciones Unidas, la directora Inger Andersen, reivindica la creación de una nueva ‘Fórmula Fire Ready’ respaldada por el gasto público para minimizar el riesgo de incendios forestales extremos.

En un comunicado, destaca que esto supone invertir más en la prevención para la reducción de riesgos en lugar de en la gestión reactiva de los fuegos, trabajar con las comunidades locales y los pueblos indígenas para proteger sus tierras y aprovechar sus conocimientos.

Reforzar los compromisos globales para frenar el cambio climático y reconocer el papel de la restauración de los ecosistemas de alta calidad para minimizar el riesgo de los incendios forestales es otro de los objetivos planteados.

En ese sentido, Andersen defiende que el PNUMA proporciona la ciencia, las herramientas y las evaluaciones para orientar una política basada en pruebas que gestione y reduzca los impactos de los incendios forestales.

“Al mismo tiempo, todos debemos estudiar lo que podemos hacer en nuestras vidas para reducir nuestras emisiones, con especial atención a las grandes empresas, los inversores y los ricos. Cuando el mundo arde, todos debemos convertirnos en bomberos”, ha manifestado.

*Con información de AFP y Europa Press