mundo

Hombre vivió durante meses con su abuela muerta en un congelador

Al ver que la anciana no aparecía, familiares alertaron a las autoridades sin pensar que ya no estaba con vida.


Un caso en el que una abuela fue víctima de asesinato a manos de su propio nieto ha generado asombro en Estados Unidos. Por lo general, las abuelas suelen ser el vínculo afectivo de muchos, pero en Georgia, estado del suroeste del país norteamericano, fue encontrada una mujer mayor dentro de un congelador pues, según las autoridades, su nieto la metió en el electrodoméstico.

Durante los últimos días, la población de Georgia y los medios locales de Armuchee están atónitos al enterarse que Robert Keith Tincher III, de 29 años, mató a su abuela Doris Cumming en su casa. La mujer de 82 años fue expuesta a altas temperaturas de frío.

Luego de que los familiares de la anciana no la encontraran o tuvieran datos de su paradero, tomaron la decisión de contactar a las autoridades para reportar su desaparición. Sin embargo, los allegados no esperaban que fuera el final de Cumming, según información recopilada por El Comercio.

Debido a las dudas del verdadero estado en el que se encontraría la abuela, los familiares no contemplaban que se hubiera marchado a otro Estado o lugar, así que compartieron lo que sabían con los organismos de control.

Luego de esto, los encargados procedieron con la investigación y rastreo, pero lo que encontraron fue aterrador; el cuerpo de Doris Cumming estaba dentro de un congelador, empacado en bolsas de plástico.

De este modo, se supo que la mujer habría fallecido, pero luego se reveló que el actor intelectual de la exposición al frío fue su propio nieto, Robert Keith Tincher III. El citado medio consignó que la Policía de Floyd mencionó que Cumming fue encerrada en ese aparato por su familiar de segundo grado.

Lo más impresionante es que, presuntamente, según las declaraciones de los encargados de la investigación, la anciana habría tenido una caída o accidente en diciembre de 2021, pero su nieto no la solventó. En consecuencia, el hombre de 29 años prefirió meter a su abuela al congelador, aún cuando tenía signos vitales y respiraba.

Por su parte, Fox 5 comunicó que “Tincher arrastró a la mujer por el apartamento y escuchó y vio cómo se rompían numerosos huesos”.

Una de las razones que el familiar de la anciana mencionó por no haber alertado a las autoridades fue que ya tenía antecedentes por maltrato y amenaza de muerte a su esposa y no quería tener más altercados.

Explicó también que tenía miedo de ir a la cárcel y por ello, en vez de llamar, decidió introducir el cuerpo de su abuela en el congelador.

Para Brittany Werner, una de las investigadoras del condado de Floyd que estuvo al tanto del caso, se llegó a determinar que Tincher “en ese momento, él creía que ella todavía respiraba y tenía algo de movimiento en el momento en que la metía en el congelador” , reportó WAGA-TV.

Robert Keith Tincher siguió viviendo con el cuerpo de su abuela durante meses, pero en marzo de este año movió el congelador que conservaba a Cumming. No obstante, a pesar de intentar no ser descubierto, el pasado jueves 14 de abril se reveló todo lo sucedido, gracias a la solicitud de ayuda a los entes de control por parte de los familiares de la anciana.

En efecto, el cuerpo de la mujer mayor es analizado por expertos forenses que buscan hallar más datos relacionados con el día exacto de su muerte.

En cuanto al nieto, fue imputado por los cargos de asesinato, agresión y ocultamiento de pruebas de muerte, se encuentra en la cárcel de Rome, Georgia, y no se sabe si cuenta con un abogado especial. De cualquier modo, este caso dejó sin palabras a toda la comunidad, espectadores y autoridades del sector.