caso epstein

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, involucrados en más de media docena de abusos en Reino Unido

Un especial del medio Channel 4 News asegura que hubo negligencia por parte de la policía británica que no realizó las respectivas investigaciones frente a las denuncias.


La investigación del canal de noticias del Reino Unido, Channel 4 News, determinó que hay más de media docena de denuncias de niñas y jóvenes que habrían sido traficadas y abusadas por Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell durante un poco más de 10 años.

En el especial, varias de las víctimas aportaron sus testimonios incluidos los documentos judiciales, entregados por las menores, con entrevistas a los testigos que cuentan los detalles de las agresiones sexuales y el reclutamiento de jóvenes para que fueran abusadas por Epstein y otras personalidades.

En la investigación también se pudo determinar que si bien habían pruebas, testigos y testimonios de las menores abusadas, la Policía Metropolitana decidió no llevar a cabo un investigación penal sobre las denuncias entregadas.

Tampoco, de acuerdo con el canal, hubo acercamientos a las víctimas y los hechos se dejaron aislados a pesar de que existían las denuncias y que eran de dominio público.

Sobre la falta de una investigación clara, son muchas las hipótesis que existen al respecto pero la que más ruido ha generado es que en una de las denuncias está implicado el príncipe Andrew que, junto a Maxwell y Epstein habrían abusado de una joven y que esto habría interferido con las labores que tendrían que haber llevado a cabo las autoridades inglesas.

De acuerdo con varios expertos legales y que fueron consultados por el canal de noticias, a pesar de que se proporcionó la información necesaria para abrir la investigación contra Epstein y Maxwell en el Reino Unido, las autoridades se negaron a cumplir su deber legal e iniciar una investigación penal completa.

El exfiscal jefe de la Corona del noroeste de Inglaterra, Nazir Afzal, afirmó ante las cámaras del canal que existe un preocupación con respecto al por qué no se llevó a cabo la investigación sabiendo que hay muchas víctimas potencias en el caso y la evidencia suficiente para poder determinar que los abusos sí existieron.

El canal de noticias decidió consultar a uno de los portavoces de la Policía Metropolitana quien aseguró que se haría la “revisión” de la información entregada por el noticiario.

Así mismo, ante la pregunta de si la policía habría omitido la investigación por una conexión con el príncipe Andrew, el portavoz aseguró que: “La percepción aquí es que se tomó un enfoque diferente en relación con estos presuntos delitos, entonces habría que si fuera algún tipo moreno en Rochdale, o algún delincuente sexual en Londres que no tenía ninguna posición“.

Así mismo, los investigadores del medio de comunicación pudieron determinar que existen testigos registrados en el llamado Libro Negro, una librera que tiene los datos de asociados y trabajadores con la pareja (incluidos conductores, pilotos y masajistas) que viven en el Reino Unido quienes aseguraron que no habían sido contactados por la policía de Reino Unido.

En 2015, una víctima de 17 años aseguró que tenía pruebas de haber sido agredida sexualmente en una de las propiedades de Epstein en Londres y afirmó que en la violación había participado el príncipe Andrew. A pesar de la denuncia, la Policía no llevó a cabo la revisión del caso y en 2019 concluyó que no se requerían más acciones.

Ante las múltiples denuncias y las injerencias hacía la Policía del Reino Unido por su falta de investigación sobre los casos, la Policía Metropolitana (MPS) entregó un comunicado asegurando que: El MPS siempre toma en serio las denuncias de delitos sexuales y explotación. Todos los oficiales, sin importar cuál sea su función, tienen el deber de respetar la ley y comportarse con integridad”.

Y añadió que: “El MPS tiene claro que investigará las denuncias cuando existan pruebas suficientes de que se ha cometido un delito, si es la autoridad competente para hacerlo y si aquellos contra los que se hacen las acusaciones están vivos”.

De acuerdo con los registros de vuelo, Epstein y Maxwell viajaban con frecuencia al Reino Unido en sus aviones privados, un jet Gulfstream y el lujoso Boeing 727 apodado “The Lolita Express”. Según los datos, volaron al menos 51 veces al Reino Unido y visitaron residencias reales como Balmoral, Windsor y Sandringham.