mundo

Nombramiento de Saab como embajador no le daría inmunidad diplomática

Desde Estados Unidos indican que el nombramiento no tiene efectos retroactivos, por lo que seguirá detenido en Cabo Verde y pronto podría ser extraditado.


Tras conocerse que Venezuela nombró a Álex Saab como embajador plenipotenciario de Venezuela en África, se conoció la primera reacción del gobierno de Estados Unidos, que busca la extradición del señalado testaferro de Nicolás Maduro.

Fuentes del Departamento de Justicia de EE. UU. señalaron que este nombramiento no le da inmunidad diplomática a Saab, por lo que, al parecer, seguirá detenido en Cabo Verde, donde permanece privado de la libertad desde el pasado mes de junio acusado de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Según se conoció este miércoles, Saab fue designado por Maduro como embajador plenipotenciario de la Misión de Venezuela ante la Unión Africana, con sede en Etiopía.

En un comunicado, Rutsel Martha, uno de sus abogados, indicó que “la acreditación ante la Unión Africana es importante debido a la postura de esa organización sobre la inmunidad de los jefes de Estado y otros altos funcionarios”.

El jurista se refiere a la inmunidad total con la que sería cobijado Saab tras el nombramiento, lo que llevaría a Cabo verde a dejarlo en libertad.

“Lo que está claro es que la Unión Africana considera que la inmunidad de los funcionarios de alto rango es algo que debe tomarse en serio. Por lo tanto, es lógico que la Unión Africana espere que todos sus Estados miembro, incluido Cabo Verde, respeten la condición internacional de los representantes de los gobiernos acreditados ante la organización. Entre ellos se encuentra ahora el Sr. Álex Saab”, dice el documento.

Sin embargo, desde Estados Unidos indican que el nombramiento no tiene efectos retroactivos, por lo que la detención y el proceso para su extradición a Estados Unidos no se verían afectados.

Recientemente, la defensa había denunciado que ese país africano ha impedido que un oncólogo lo examine, por lo que ha apelado directamente a su primer ministro, José Ulisses de Pina Correia, para que “se sobreponga a la lucha política” y muestre “compasión”.

El equipo legal de Saab, al parecer enfermo de cáncer, ha explicado en un comunicado que las autoridades caboverdianas autorizaron a un “oncólogo líder” a viajar a la isla de Sal para examinar a su cliente, pero a su llegada a la cárcel para cumplir su cometido médico le negaron la entrada, por lo que después de tres días de espera tuvo que marcharse del país.

Con ello, han enfatizado que lleva ya 196 días “sin acceso a la atención médica especializada que incluso los traficantes de drogas han recibido del régimen de Cabo Verde”.

“Este es el tiempo que el régimen caboverdiano ha pasado bailando y saltando a la melodía de la extraterritorialidad mientras ignoraba sus compromisos vinculantes más básicos con sus vecinos más cercanos”, recalcaron los abogados.

Asimismo, han insistido en que “necesita urgentemente atención médica”, subrayando que durante su estancia en prisión en el archipiélago africano ha perdido 26 kilos y solo ha sido atendido por “médicos no cualificados que le han prescrito medicamentos para el insomnio”.

Precisamente por eso, argumentan, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) ordenó el 2 de diciembre que Saab fuera inmediatamente puesto en arresto domiciliario y que se le diera acceso sin restricciones a atención médica especializada.