nación

Alex Saab irá a juicio por lavado de activos y enriquecimiento ilícito

Este viernes la Fiscalía acusó formalmente a Alex Saab, presunto testaferro de Maduro, y a su contador, Devis José Mendoza.


El empresario colombiano Alex Saab, señalado de ser el testaferro de Nicolás Maduro, fue acusado formalmente por la Fiscalía General de la Nación ante un juez de Barranquilla por presuntas maniobras financieras ilícitas que representaron pérdidas al Estado y sirvieron para aumentar su patrimonio.

En la acusación la Fiscalía también señaló al contador de una de las empresas de Saab, Devis José Mendoza Lapeira.

La diligencia fue realizada este viernes en audiencia virtual, en la cual una fiscal de la Dirección Especializada de Lavado de Activos afirmó que Alex Saab, como representante legal de la empresa Shatex S.A., habría evadido responsabilidades tributarias y aduaneras, además de “dar apariencia de legalidad” a un esquema irregular de exportaciones e importaciones.

Ese andamiaje criminal, al parecer, fue auspiciado por Devis Mendoza, quien habría ocultado y administrado las diferentes actividades ilegales.

Esto llevará a Saab y a Mendoza a juicio por los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares, concierto para delinquir, estafa agravada, y exportación o importación ficticia.

En su investigación, la Fiscalía también encontró que la empresa Shatex S.A. habría sido el eje de todos los movimientos ilegales de Saab y su contador, encontrando varias irregularidades, destacando esa sociedad como una “empresa de papel”.

Dice el ente acusador que Shatex S.A. “dejó de existir en 2010. Sin embargo, los años siguientes, supuestamente, hizo exportaciones, y operaciones de venta y compra”.

De hecho, presuntamente, en 2011 la compañía canalizó la salida de más de 2.000 millones de pesos al exterior por el sistema cambiario colombiano, pero estas actividades no fueron declaradas.

Además, tuvo un crecimiento económico inusual de 923 por ciento en el año 2007, realizaba importaciones ficticias y llevaba una doble contabilidad en 2007 y 2008.

“La empresa le mostraba una realidad financiera y operacional a la Dian, con ingresos menores con el propósito de pagar menos impuestos; mientras que al sector financiero le mostraba cifras superiores para demostrar capacidad económica suficiente”, indica la Fiscalía.

Finalmente, otra de las maniobras de Saab en Colombia sería un flujo de efectivo internacional injustificado, pues entre 2004 y 2011, su empresa ingresó al país, por concepto de reintegro de divisas por exportaciones, 16’420.435 dólares, cerca de 33.550 millones de pesos, dineros que provenían, en su mayoría, de Venezuela.