mundo

“Que Dios vele por las vidas inocentes”: Jair Bolsonaro sobre el aborto en Colombia

El mandatario brasileño afirmó que desde su gobierno seguirá protegiendo la “vida”.


Tras la legalización del aborto en Colombia por parte de la Corte Constitucional, se levantaron una serie de acusaciones, así como reacciones a favor hacia la decisión, mientras algunos descalifican por completo la medida, otros afirman que hasta los seis meses de gestación es mucho tiempo de acción, y hay quienes celebran con todas sus fuerzas tras haber logrado obtener el aval legal.

Y como era de esperarse, este tipo de noticias viajó internacionalmente, además del fallo histórico, por ser Colombia el país con más tiempo permitido para interrumpir el embarazo. Con un hilo de Twitter, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, difundió su opinión sobre la decisión de la corte, recalcando que estaba totalmente en desacuerdo.

“Que Dios vele por la vida inocente de los niños colombianos, ahora sometidos a ser tomados con el consentimiento del Estado en el vientre de sus madres hasta el sexto mes de embarazo, sin la más mínima posibilidad de defensa. En lo que a mí respecta, ¡lucharé hasta el final para proteger la vida de nuestros hijos!”, fue el primer de los trinos del presidente, exponiendo de nuevo sus creencias religiosas que, como es frecuente, rechazan este tipo de normativas. Además, recalcó que desde su gobierno seguirá apoyando la “vida”.

Agregó que la izquierda brasileña estaba celebrando el fallo de la alta corte colombiana, sin embargo, para él este tipo de permisión estaría ligada a la “deshumanización”, ya que en sus palabras, para el sexto mes de embarazo un bebé ya tendría tacto, olfato, gusto y hasta sería capaz de oír la voz de su propia madre, “¿cuál es el límite de esta deshumanización de un ser inocente?”, cuestionó Bolsonaro.

A reglón seguido, el presidente brasileño argumentó y recordó los casos de bebés que nacen prematuros, afirmando que estos menores terminan siendo la alegría de los hogares. “A todos nos ha conmovido la historia de bebés prematuros que superaron las dificultades y se convirtieron en la alegría de sus hogares. Pregúntale a alguien que haya vivido esa realidad si no fue una vida allí. Por todo el amor que recibí de mi madre, estoy seguro de que la respuesta será afirmativa”, escribió.

Y como conclusión, el mandatario confrontó a las personas que están de acuerdo con la decisión de la corte y con esta práctica, al cuestionar sobre las limitadas oportunidades que tienen otros padres que luchan por la vida niños prematuros, indicando que, es necesario proteger la vida a toda costa.

“¿Cuántas madres y padres no luchan con todas sus fuerzas para proteger la vida de un niño nacido prematuramente? ¿Cuántos no lloran cuando pierden esa batalla? Esa lucha nunca ha sido ni será en vano. Existe porque allí hay una vida humana que proteger”, concluyó Bolsonaro, recalcando que la lucha de los padres no debe ser en vano, por lo que se debería proteger a estos “inocentes”.

Es de resaltar que, en Brasil la interrupción voluntaria del embarazo está reglamentada bajo una ley que tuvo una modificación en 2012, la cual permite esta práctica sin condenas judiciales bajo tres especificaciones. En una primera instancia sería permitido si el embarazo pone en riesgo la vida de la madre; en segundo lugar, si fue producto de una violación y como tercera excepción, si el feto es diagnosticado con anencefalia, un tipo de malformación en el cerebro, esta última fue agregada en la más reciente enmienda.