vacuna

Resultados de la eficacia de la vacuna de Sinovac, ¿debería haber preocupación?

De acuerdo con Airfinity, una empresa de análisis científico citada por “The Economist”, Colombia es el quinto país del mundo que más ha importado biológicos desarrollados por la compañía de China.


La humanidad ha tratado de depositar su confianza en la efectividad de las vacunas contra el coronavirus para que así se acabe la pandemia o, al menos, se pueda convivir con ella. A pesar de que los ensayos clínicos se llevaron a cabo en una carrera contrarreloj y las farmacéuticas buscaban demostrar la efectividad de su vacuna en un tiempo récord, no mayor a 10 meses, hoy siguen sembrando dudas y más serias teniendo en cuenta que países han invertido gran presupuesto de la nación para adquirir la mayor cantidad posible de biológicos y garantizar la inmunidad de su población.

Este es el panorama, algo complicado, que expuso la reconocida revista The Economist sobre la vacuna CoronaVac de China, desarrollada por Sinovac Biotech, una compañía farmacéutica con sede en Beijing. Esta vacuna es la que más se ha usado en países como Brasil y Colombia.

(Turkish Health Ministry via AP)
(Turkish Health Ministry via AP) - Foto: AP

El medio señala que los últimos resultados de la efectividad de la vacuna “fueron decepcionantes para la aspirante a potencia científica y tecnológica”. Esto porque, según “The Economist”, los ensayos clínicos de fase tres, que se llevaron a cabo en trabajadores de la salud en Brasil, arrojaron una tasa de eficacia del 50,7 % (con un intervalo de confianza del 95 %, del 35,7 % y el 62,2 %). Este dato, según gráficos de la revista, está apenas por encima del umbral del 50 % establecido por la OMS para las vacunas covid-19. Sin embargo, este dato estaría un poco por debajo de lo proyectado por Chile, uno de los países de la región que más ha avanzado en el plan de vacunación.

De acuerdo con el Ministerio de Salud de ese país, este biológico, desarrollado por la china Sinovac, tuvo un 67 % de efectividad en la prevención de contagios sintomáticos por covid-19. Este informe, según dijo Rafael Araos, vocero del Ministerio de Salud, tuvo como base de análisis entre el 2 de febrero y el 1.° de abril con 10,5 millones de personas inscritas en el sistema público de seguro de salud e incluyó a personas que habían recibido una, dos y ninguna dosis.

Según los hallazgos, la efectividad –nivel de protección en escenarios reales– de la vacuna de Sinovac fue del 96,5 % para prevenir hospitalizaciones, 99,6 % para evitar que las personas ingresen a las unidades de cuidados intensivos y de 99,9 % para prevenir muertes.

No obstante, la farmacéutica expuso resultados algo deprimentes, según The Economist, pues en un principio se estimó que la vacuna tendría una efectividad del 49,6 % (con resultados de ensayos del 11,3 % y 71,4 %) contra los casos sintomáticos de covid-19, y cuando se entró a estudiar los pacientes asintomáticos esta cifra se redujo a solo 35,1 %”, señala el medio.

¿Qué dijeron las autoridades competentes?

Cuando se conocieron los resultados, las autoridades sanitarias de China no dieron parte de tranquilidad que le permitiera a la población confiar en la vacuna. “The Economist” señala que Gao Fu, director del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, admitió en una conferencia el pasado 10 de abril que las vacunas actuales “no tienen tasas de protección muy altas”, por lo que sugirió que las vacunas podrían ser mezcladas para mejorar la eficacia.

Sin embargo, después insistió en que “era un completo malentendido” decir que la vacuna no tiene datos que permitían decir que es eficaz y segura.

Vacunas chinas Sinovac
Vacunas chinas Sinovac - Foto: Presidencia

Pero hay un parte de tranquilidad y es que los estudios y expertos han insistido en que sería mentira decir que una vacuna es 100 % segura y además que los resultados de los ensayos de la misma vacuna realizados en diferentes lugares, bajo diferentes condiciones, a menudo tienen resultados diferentes.

Por ejemplo, si se hacen ensayos en países donde esté circulando alguna cepa y en otros donde no, los resultados probablemente van a variar. Este es el caso del resultado de la eficacia de la vacuna en Brasil, uno de los más afectados en todo el mundo y con los índices más altos de contagios y mortalidad, comparado con el resultado que tuvo un país como Turquía, donde la eficacia de la vacuna de Sinovac obtuvo un porcentaje del 83,5 %.

Países siguen importando vacunas

A pesar de las contradicciones de las autoridades chinas o los resultados dispares sobre la eficacia de la vacuna, lo cierto es que son varios países los que siguen importando miles de vacunas de esta farmacéutica para sumarlas a su abanico de opciones para garantizar la inmunidad de su población.

Según Airfinity, una empresa de análisis científico con sede en Londres citada por The Economist, Sinovac ya ha exportado aproximadamente 120 millones de dosis a 19 países diferentes, entre ellos Colombia, que es el quinto que más ha importado dosis luego de Indonesia, Turquía, Chile y Brasil, siendo esto el que más ha pedido vacunas.

Sin embargo, a pesar de estos resultados, lo cierto es que “la vacuna Sinovac, al igual que sus competidores, parece ofrecer una protección notablemente buena contra las enfermedades graves y la muerte”, como señala The Economist.

Además, hay casos esperanzadores como el de Chile, que tiene un porcentaje de mortalidad de 2,25 por ciento sobre los casos detectados, y si su población se vacunara completamente son Sinovac el riesgo de morir sería de menos del 0,1 %, es decir que con la vacuna China habría una protección contra este desenlace fatal del 99 %, según explicaron las autoridades sanitarias de ese país.

”Estas cifras deben transmitir tranquilidad al país”, dijo el ministro de Salud, Enrique Paris, quien en todo caso enfatizó en que este informe es preliminar y se actualizará mensualmente.

En el caso de Brasil, en los ensayos de fase tres, casi el 4 % de los participantes no vacunados que estaban infectados se enfermaron gravemente; entre los vacunados, ninguno lo hizo.