Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Ataque a civiles en Ucrania
Ataque a civiles en Ucrania - Foto: @UKR_token

ucrania

Rusia atacó fila de autos que intentaban ingresar a Zaporiyia: hay más de 20 muertos

Parcialmente bajo control ruso, Jersón y Zaporiyia, en el sur de Ucrania, son dos de las cuatro regiones que la Rusia de Vladimir Putin va a anexar este viernes.

Ucrania y las fuerzas rusas se acusaron el viernes de haber bombardeado una columna de vehículos de civiles en el límite entre la zona ucraniana y la región ocupada de Zaporiyia, en el sur, que causó al menos 23 muertos.

Las fuerzas de ocupación rusas también informaron que en la región vecina de Jersón, un alto responsable del poder regional, afín a Moscú, murió en un bombardeo ucraniano.

Parcialmente bajo control ruso, Jersón y Zaporiyia, en el sur de Ucrania, son dos de las cuatro regiones que la Rusia de Vladimir Putin va a anexar este viernes.

“El enemigo lanzó un ataque con cohete contra un convoy humano de civiles, gente que hacía cola para ir a la zona temporalmente ocupada, ir a reunión con los familiares, recibir ayuda”, indicó en Telegram el gobernador ucraniano de la región, Oleksandr Starukh.

“Hay 23 muertos y 28 heridos, todos civiles, locales”, precisó. “Ardan en el infierno, malditos rusos”, agregó.

El bombardeo tuvo lugar cerca de la ciudad de Zaporiyia, no lejos del punto de paso entre la parte de la región controlada por los ucranianos y la ocupada por el ejército ruso.

Un oficial del Gobierno ruso acusó a las fuerzas ucranianas de haber atacado los vehículos para evitar que estos civiles acudieran a la zona ocupada.

Las fuerzas ucranianas “atacaron a nuestra gente, que estaban haciendo cola”, acusó en Telegram a un responsable de la ocupación regional, Vladimir Rogov, dando cuenta también de 23 fallecidos.

“El régimen de Kiev está tratando de retratar lo que sucedió como bombardeo de tropas rusas, recurriendo a una provocación atroz”, agregó.

Los dos bandos difundieron imágenes de autos con cristales rotos y cuerpos sin vida.

En Jersón, un alto responsable de la ocupación rusa murió el jueves por la noche en un bombardeo ucraniano, anunciaron las autoridades locales.

Alexei Katerinichev, primer adjunto al jefe de la administración de la región de Jersón, a cargo de la seguridad, murió “en un bombardeo preciso” de las fuerzas ucranianas, con dos misiles lanzados por un sistema HIMARS contra su domicilio, destacado Kirill Stremoossov, citado por la agencia de noticias rusa TASS.

En Kupiansk, la contraofensiva ucraniana como un desafío a los aviones de anexión de Rusia.

Rusia se prepara para anexionar pedazos de territorio del este y del sur de Ucrania, pero en Kupiansk, en el noreste, las tropas ucranianas siguen repeliendo a su adversario, amenazando incluso los ejes de abastecimiento.

Moscú pretende incorporar este viernes cuatro regiones de Ucrania, pero la de Járkov, uno de los primeros objetivos de la invasión, sigue resistiéndose a los objetivos del Kremlin, cuyas tropas han tenido que retirarse a raíz de una contraofensiva lanzada por Kiev a principios de septiembre.

Una operación que continúa con la toma de la ciudad de Kupiansk, a orillas del río Oskil, constaron el jueves periodistas de la AFP.

Tanques y carros blindados ucranianos maniobraban libremente por la ciudad industrial, que hasta hace poco constituía un punto neurálgico de la logística rusa.

La ciudad alberga un puente que cruza el río Oskil, hoy gravemente dañado, y una línea ferroviaria que se utiliza para abastecer a las tropas rusas.

“Se trata de un importante nudo ferroviario que se conecta con la región de Lugansk y, después, con la red ferroviaria rusa”, concesión el nuevo jefe de la administración militar de Kupiansk, Andrii Kanashevich. “Para ellos [los rusos], era importante controlarla”, agregó.

Las fuerzas rusas intentaron conservar Kupiansk a pesar de que su frente en el exterior cayera cerca de Járkov ya su catastrófica retirada por el noreste de Ucrania, dejando tras de sí un reguero de tanques dañados.

*Con información de AFP.