mundo

Según Rusia, desde Ucrania se han evacuado a más de 1,9 millones de personas desde el inicio de la guerra

Rusia habría evacuado desde “áreas peligrosas” de Ucrania y la región del Donbás a más de 29.000 personas.


El jefe de la Defensa Nacional de Rusia, Mikhail Mizintsev, aseguró este sábado que más de 1,93 millones de ciudadanos ucranianos habrían sido “evacuados” a Rusia desde el comienzo de la guerra de Ucrania.

En la última jornada, Rusia habría evacuado desde “áreas peligrosas” de Ucrania y la región del Donbás a más de 29.000 personas, llegando a un total de 1.937.000 personas, de las cuales 307.423 serían niños, desde el pasado 24 de febrero, según recogió la agencia rusa de noticias TASS.

“A pesar de todos los obstáculos creados por Kiev, 29.733 personas, incluidos 3.502 niños, han sido evacuadas a la Federación Rusa desde áreas peligrosas de las repúblicas de Donbás y Ucrania en las últimas 24 horas, sin ninguna participación de las autoridades ucranianas”, sostuvo Mizintsev en un comunicado recogido por la citada agencia.

Así mismo, el jefe de la Defensa Nacional rusa aseguró que un total de 288.318 vehículos habrían cruzado a Rusia desde Ucrania desde que diera inicio la “operación militar”, de los cuales 1.664 habrían llegado en las últimas 24 horas.

Ucrania espera retomar en agosto las conversaciones de paz con Rusia

El principal negociador de Ucrania en las conversaciones de paz con Moscú, David Arakhamia, espera retomar los contactos con la parte rusa en agosto, aprovechando el posible fin de una nueva fase de contraataques contra el Ejército ruso.

Según una entrevista concedida a la emisora Voice of America, Arakhamia ha avanzado una serie de operaciones ucranianas contra las posiciones del Ejército ruso en el frente, sin dar más detalles.

Las negociaciones ahora mismo se encuentran paralizadas. A finales de marzo, Kiev propuso una ronda de conversaciones en Estambul, pero las posiciones están muy alejadas.

Ucrania desea mantener su integridad territorial y la retirada total de las tropas rusas del este del país, algo que Moscú considera inadmisible.

El Kremlin también ha pedido a Ucrania que declare su estatus neutral y renuncie a cualquier posible pacto futuro con la Otan, algo que contraviene las peticiones de Kiev para recibir garantías de seguridad.

En este sentido, Arakhamia insistió una vez más que, si bien Ucrania no aceptará “la pérdida de territorio porque es legalmente imposible”, se ha mostrado abierto a un acuerdo político que contemplaría el aplazamiento del debate sobre el estatus de Crimea -bajo control ruso- “durante un cierto número de años”.

En cualquier caso, este acuerdo “no sería alcanzado por militares”, sino por la vía diplomática y política, y eso sería un compromiso”, agregó.

Por su parte, Vladímir Putin reconoció este viernes no tener “nada en contra” de una posible adhesión de Ucrania a la Unión Europea al no ser esta una “organización militar”, como sí lo es la Alianza Atlántica.

La UE no es una organización militar, sino un bloque político, a diferencia de la Otan. Por lo tanto, siempre hemos dicho que nuestra posición aquí es coherente y comprensible”, defendió el mandatario ruso en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

El líder ruso apuntó que cada país está en su derecho de tomar la “decisión soberana” de unirse a asociaciones económicas, y estos grupos tienen también el derecho de decidir si aceptan a qué determinados países, o no.

En este punto, señaló que será, por tanto, la Unión Europea la que determine si la adhesión de Ucrania –que este viernes obtuvo por parte de la Comisión Europea la recomendación para recibir el estatus de país candidato, aunque con condiciones– será un aspecto beneficioso para el grupo.

En la misma línea, invitó al pueblo y a las autoridades ucranianas a valorar si la unión al grupo de los Veintisiete será algo que vaya “en beneficio o detrimento” de su país, respecto al cual considera que corre el riesgo de convertirse en “una semicolonia” de las potencias europeas debido a su fragilidad económica y su dependencia de ayudas económicas.

El presidente Putin se ha mostrado consciente de que su país vecino recibirá, en primera instancia, un apoyo significativo, si bien ha incidido en que es “poco probable” que esto sirva para reactivar algunas “industrias críticas”. En este aspecto, el líder ruso considera que los países europeos no van a crear por sí mismos un competidor dentro de la propia UE.

*Con información de Europa Press.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.