mundo

Tormenta Bonnie: tras su paso por El Salvador dejó un muerto y daños estructurales

Se espera que la tormenta se convierta en huracán para el lunes.


La tormenta tropical Bonnie que se desplaza por el Pacífico de Centroamérica, cobró el sábado, 2 de julio, la vida de una persona en El Salvador, donde además derribó árboles, inundó calles, algunos hospitales y viviendas, mientras las autoridades realizaban evacuaciones y rescates.

“Atendimos a Maura Carolina Beltrán, de 24 años, ella falleció al ser arrastrada por una correntada de una alcantarilla en una comunidad de San Martín”, unos 15 kilómetros al este de San Salvador, declaró a la AFP el portavoz de Comandos de Salvamento, Herbert Vanegas.

La Tormenta Tropical Bonnie se mantiene cercana a las costas salvadoreñas, ubicándose a 270 km al sur de San Salvador, informó el ministerio de Ambiente. Según la última actualización del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, se mueve hacia el oeste a 28 km/h, con vientos de 95 km/h.

El ministro de Gobernación, Juan Carlos Bidegaín, declaró que en varias zonas de San Salvador se afrontaron emergencias, pero no hubo “personas fallecidas, solo pérdidas materiales”.

“Hemos tenido más de 250 personas afectadas, las vamos a albergar en el Polideportivo El Polvorín”, al sur de San Salvador, enfatizó. Por diferentes rumbos de la capital salvadoreña se reportó la caída de árboles, muros y la fuerza de las correntadas, incluso arrastró y volteó vehículos.

Ciclón tropical Bonnie tiene en alerta a Colombia
Ciclón tropical Bonnie tiene en alerta a Colombia. - Foto: Getty Images

En redes sociales, ciudadanos compartieron imágenes de la inundación de algunos hospitales y viviendas por la acumulación de agua proveniente de las intensas y precipitadas lluvias.

Bonnie generó lluvias y tormentas eléctricas muy fuertes en zona costera, cordillera volcánica, y el área metropolitana de San Salvador, con ráfagas de vientos fuertes y caída de granizo en algunas zonas”, detalló el ministerio de Ambiente.

Efectivos del Ejército y de Protección Civil fueron movilizados para retirar árboles caídos en transitadas calles. En la madrugada del domingo las lluvias ya cedían en El Salvador. Esta nación de 20.742 km² y 6,7 millones de habitantes tiene el 87 % de su territorio vulnerable a inundaciones y a deslizamientos de tierra.

Bonnie, se formó en el Caribe, tocó tierra la noche del viernes entre Nicaragua y Costa Rica sin dejar grandes estragos, según reportes preliminares. Salió este sábado del territorio continental hacia el Pacífico, donde ha generado fuertes lluvias.

“A medida que Bonnie avanza sobre el Pacífico, las lluvias asociadas con las bandas exteriores” afectarán el noroeste de Costa Rica, el suroeste de Nicaragua y el sur de El Salvador hasta esta noche (sábado), detalló el CNH.

Esta lluvia puede causar algunos casos de inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en toda la región”, precisó.

En la mañana del sábado, los ciudadanos evacuados a albergues comenzaron a retornar a sus casas en Costa Rica. Y en Nicaragua, en la capital, Managua, la lluvia era intermitente y se intensificaba por momentos, mientras la tormenta se alejaba.

Tras el paso de la tormenta tropical por la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, Bonnie paso por el Lago de Nicaragua, el viento y las lluvias provocaron un aumento en el caudal de ríos, caída de árboles, desprendimiento de techos, algunas casas inundadas y suspensión de energía, pero, hasta el momento, no hay reportes de daños a personas, según las primeras informaciones locales.

Se espera que Bonnie continúe en paralelo a las costas de Centroamérica durante los próximos días. “Se prevé un mayor fortalecimiento, y se espera que la tormenta se convierta en huracán para el lunes”, cuando esté frente a México, según el CNH.

Con información de AFP.