Home

Mundo

Artículo

Esta semana, las estrellas convergen en favor de cuatro signos zodiacales, prometiéndoles el éxito financiero que siempre han anhelado
A pesar de recibir su salario, Laurence Van Wassenhove afirma haber sido excluida de funciones y adaptaciones laborales necesarias en Orange. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Mundo

“Cobrar y no trabajar no es un privilegio, es muy duro de soportar”, mujer demandó a su empleador por acoso moral

Laurence Van Wassenhove, una mujer francesa con hemiplejia parcial y epilepsia, ha demandado a la empresa Orange por acoso moral y discriminación.

Redacción Semana
27 de junio de 2024

Laurence Van Wassenhove, una mujer francesa que sufre hemiplejia parcial y epilepsia, interpuso una demanda contra la empresa Orange por acoso moral y discriminación. Inicialmente contratada por France Telecom en 1993, la cual fue adquirida posteriormente por Orange, Laurence fue asignada a un puesto que inicialmente se ajustaba a sus necesidades médicas. Sin embargo, en 2002 solicitó un traslado porque no se adecuaba a su condición.

Sin embargo, según informa el medio digital Local12, el nuevo lugar de trabajo no estaba adaptado a sus necesidades médicas. En 2003, un médico laboral confirmó que ese puesto no era adecuado para ella, pero Orange no realizó los ajustes necesarios, pero sí excluyó a la trabajadora de funciones, reuniones y acceso a correo electrónico laboral. A pesar de esto, la mujer sí continuó recibiendo salario.

Las empresas que incumplan con la disminución de horas laborales o que cambien el salario podrían tener consecuencias legales.
La hemiplejia parcial y la epilepsia han llevado a Laurence Van Wassenhove a buscar justicia legal contra Orange por falta de integración laboral adecuada. | Foto: Getty Images

Tras ello, Van Wassenhove aseguró: “Soy una trabajadora discapacitada, no una persona enferma”, subrayando el impacto emocional del aislamiento forzado que ha tenido que soportar.

En 2015, Orange nombró un mediador para resolver la situación, pero no se produjeron cambios significativos. La empresa argumentó que siempre le pagó y proporcionó ayudas no reembolsables para satisfacer sus necesidades.

Sin embargo, tanto Van Wassenhove como su abogado, David Nabet-Martin, sostienen que esto no compensa el aislamiento y la falta de integración laboral que ha experimentado. “Estar en casa, cobrar y no trabajar no es un privilegio. Es muy duro de soportar”, comentó Van Wassenhove.

Laurence Van Wassenhove, quien sufre de hemiplejia parcial y epilepsia, demanda a Orange por acoso moral y discriminación en su entorno laboral.
Laurence Van Wassenhove, quien sufre de hemiplejia parcial y epilepsia, demanda a Orange por acoso moral y discriminación en su entorno laboral. | Foto: Getty Images

Nabet-Martin añadió que “para una persona con discapacidad, el trabajo significa tener un lugar en la sociedad, reconocimiento y vínculos sociales”. Orange afirmó haber hecho todo lo posible para garantizar condiciones adecuadas para ella y argumentó que cualquier plan de reintegración laboral se vio obstaculizado por las frecuentes ausencias de Van Wassenhove debido a problemas de salud.

Además, Laurence Van Wassenhove quien padece síndrome de hemiparesia epilepsia, sufre una condición que se caracteriza por la aparición, en el curso de una enfermedad febril en niños menores de 4 años, de crisis epilépticas clónicas de larga duración que afectan a un hemicuerpo.

La incidencia de este síndrome ha disminuido en los países industrializados.
La incidencia de este síndrome ha disminuido en los países industrializados. | Foto: Getty Images

Seguidamente, se desarrolla una hemiplejía de diferente intensidad que puede ser permanente. Las crisis suelen originarse en el hemisferio contralateral a la hemiplejía. La incidencia de este síndrome ha disminuido considerablemente en los últimos años en los países industrializados, probablemente por un manejo más efectivo del estado epiléptico.

Laurence Van Wassenhove busca obtener justicia a través de los tribunales, esperando que se reconozcan y protejan sus derechos laborales y sociales frente a la discriminación experimentada en el entorno laboral de Orange.