huracán ida

Un muerto y más de un millón de personas sin electricidad deja el paso del Huracán Ida en Nueva Orleans

El huracán de categoría 4 llegó con fuerza a la zona de Lousiana e inundó casas, levantó techos y generó pánico en la población.


El huracán Ida desacelera su paso por el estado de Lousiana, en Estados Unidos, y deja al menos una persona muerta y millones de personas sin electricidad en la ciudad de Nueva Orleans.

El huracán, de categoría 4, dejó además daños materiales como la destrucción de los techos de las viviendas, inundaciones por desbordamiento de varios diques y cientos de personas que tuvieron que esperar los botes salvavidas para poder ser evacuados de sus hogares.

De acuerdo con el alcalde de Nueva Orleans, Tim Kerner Jr, la ciudad se abasteció de una alta cantidad de botes salvavidas para poder apoyar las labores de rescate de quienes se vieron afectados con las inundaciones.

“Realmente te rompe el corazón cuando conoces a esas personas y no puedes llegar a ellas”, dijo el alcalde.

Luego de impactar con fuerza en Lousiana, el huracán se encuentra reducido como una tormenta de categoría 1 causando emergencias por las fuertes lluvias.

De hecho, en las primeras horas de este lunes 30 de agosto más de un millón de personas en Lousiana no contaban con el servicio de electricidad, entre ellos los habitantes del distrito de Orleans con daños catastróficos en sus líneas eléctricas.

De acuerdo con la compañía Entergy Lousiana, los clientes afectados podrían pasar semanas sin electricidad mientras la mareada ciclónica de hasta 4.5 metros se reduce y se pueden realizar labores de reconstrucción para restablecer el servicio.

Según a presidenta del distrito, Cynthia Lee Sheng, la caída de los árboles y la entrada de agua en los hogares impide además que se puedan realizar labores de rescate en las zonas con un huracán que aún tiene fuerza pues viaja con vientos sostenidos de hasta 152 kilómetros por hora.

Posiblemente, en las próximas horas, el huracán llegue al valle bajo de Mississippi. La región podría recibir de 250 a 600 milímetros de lluvia, lo que podría provocar inundaciones urbanas y repentinas que amenacen la vida, explicó el meteorólogo de CNN, Michael Guy.

Igualmente, se mantiene la amenaza de tornado en la Costa del Golfo y se espera que la tormenta se dirija en la tarde del lunes al Valle de Tennessee y el Alto del Valle de Ohio hasta el miércoles.

Llegada del huracán

El huracán Ida, que ha sido clasificado dentro de la categoría 4 por sus vientos de hasta 240 km/h, tocó tierra este domingo 29 de agosto en Luisiana, Estados Unidos, exactamente 16 años después del devastador paso del huracán Katrina en Nueva Orleans, por lo que las autoridades y ciudadanos de esa zona del país han encendido las alertas.

“El extremadamente peligroso huracán Ida, de categoría 4, toca tierra cerca de Port Fourchon, Luisiana”, reportó el Centro Nacional de Huracanes (NHC). Esa zona se encuentra ubicada a unos 160 km al sur de Nueva Orleans.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, consideró a Ida “una tormenta que amenaza las vidas” y “sigue devastando todo aquello con lo que hace contacto”, por lo que instó a cualquier persona que se encuentre en el camino del huracán a buscar refugio inmediatamente y seguir las recomendaciones oficiales.

Las autoridades en Luisiana y otras zonas de la costa del Golfo de Estados Unidos emitieron advertencias cada vez más alarmantes desde el pasado sábado a medida que se acercaba el huracán Ida.

En Nueva Orleans, la alcaldesa LaToya Cantrell advirtió a los residentes que se tomen Ida con la mayor seriedad. “El tiempo no está de nuestro lado”, dijo en una rueda de prensa televisada el sábado. “Está creciendo rápidamente, se está intensificando”, agregó.

Lluvias y vientos fuertes se empezaron a sentir desde la mañana de este domingo en las desiertas calles de Nueva Orleans, en una ciudad llena de ventanas tapiadas y casas rodeadas de bolsas de arena. El NHC, en declaraciones recogidas por la AFP, advirtió de daños catastróficos por los vientos y de inundaciones peligrosas en la región.

Noticias relacionadas