mundo

Un tiroteo en la Florida dejó cuatro muertos, entre ellos un bebé

El atacante fue identificado como un exmarine, quien participó en tareas en Irak y Afganistán.


Las autoridades de la Florida informaron la muerte de cuatro personas en la tarde del domingo, luego de un tiroteo que se presentó en el condado de Polk, en el centro-oeste del estado, luego de que un exmilitar de os Estados Unidos abriera fuego contra varias viviendas, lo cual dejó como saldo la muerte de un bebé junto a su madre, explicó la Policía.

“Soy un superviviente”, dijo el exmarine, mientras disparaba contra las viviendas, indicaron las autoridades en una rueda de prensa, quienes lograron capturarlo, luego de enfrentarse a disparos con el hombre, que vestía de camuflado y un chaleco antibalas, ya que se había preparado para un tiroteo.

El alguacil del condado Polk, Grady Judd, resaltó en su comparecencia ante los medios de comunicación que había “cero conexión entre el asesino y las víctimas”, además de que el agresor estaba bajo el efecto de metanfetaminas.

El agresor fue identificado como Bryan Riley, de 33 años, quien sacó un arma de fuego y disparó contra varias casas de una misma cuadra, que estaban ubicadas en la ciudad de Lakeland, informó el alguacil, quien agregó que el hombre había estado en operaciones en Irak y Afganistán, aunque no presentaba ningún tipo de antecedentes penales.

En su ataque, el hombre asesinó a una mujer de 33 años, a su bebé de tres meses, quien estaba en los brazos de la madre al momento del ataque, a la abuela de la menor, quien vivía en un apartamento continuo y a otro individuo, además de dejar herida a una niña de 11 años, que está siendo atendida en el hospital de Tampa.

“Por si fuera poca la maldad”, el hombre también asesinó a un perro del vecindario, dijo el funcionario, que advirtió que sobre las 4:30 de la madrugada habían recibido varias llamadas de la comunidad para atender el caso de un hombre que rondaba la ciudad con un arma, por lo que acudieron inmediatamente al lugar.

Después de recibir un tiro, el atacante se entregó a las autoridades y fue puesto a disposición de un juez.

Tiroteo en una escuela secundaria

Esta no es la única tragedia que ha ocurrido en los últimos días en Estados Unidos con armas de fuego, ya que la semana pasada se presentó un tiroteo en una escuela secundaria.

La oficina del Alguacil del Condado de Forsyth, en Carolina del Norte (Estados Unidos), informó el miércoles sobre un tiroteo en la escuela de secundaria de la localidad de Winston-Salem con un saldo de al menos un estudiante herido, aunque las autoridades anunciaron que están investigando activamente lo sucedido.

La policía de Winston-Salem confirmó lo sucedido a través de un tuit en redes sociales, en el que se específico que los hechos ocurrieron en la escuela secundaria Mount Tabor, como recoge el medio norteamericano CNN.

“La escuela secundaria Mount Tabor está bajo cierre. Ha habido un tiroteo en la propiedad de la escuela. Nosotros y el WSPD hemos asegurado el campus y estamos haciendo todo lo posible para mantener seguros a los estudiantes”, explicaron las autoridades policiales. “Estamos investigando activamente y compartiremos información confirmada cuando esté disponible”, agregaron.

De acuerdo con los primeros reportes, el estudiante herido recibió un disparo y fue trasladado a un hospital del área para recibir atención médica, mientras que todos los demás estudiantes estarían a salvo, según resaltó la agente de asuntos públicos del condado de Forsyth, Christina Howell.

Howell, en declaraciones concedidas a CNN, agregó que la policía de la zona ya desplegó toda su capacidad para buscar y capturar al sospechoso de haber cometido el ataque, quien fue atrapado horas después, según confirmó la Policía local.