mundo

Video: dos meses después, el volcán de La Palma sigue lanzando piedras de fuego al mar

En la grabación se puede ver el momento exacto en el que la lava que expulsa el volcán se encuentra con el mar y caen inmensas rocas de fuego.


La erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla La Palma en España, comenzó el pasado 19 de septiembre y ya completa su octava semana de actividad volcánica, con un acumulado de 891,9 hectáreas cubiertas con lava, afectando o destruyendo más de 2.200 edificaciones e infraestructuras en esa región.

La emergencia, dos meses después, no ha parado. En los últimos días el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España compartió impactantes imágenes de cómo avanza la situación en el volcán de La Palma.

En un video compartido por la institución se puede ver el momento exacto en el que la lava que expulsa el volcán se encuentra con el mar y cómo caen inmensas rocas de fuego. “Así de hipnótico es el encuentro de la lava con el mar, el crecimiento de una isla ante nuestros ojos”, señaló la institución.

De acuerdo con el Instituto Volcánico de Canarias, en el encuentro de la lava, con una temperatura superior a los 1.000º C, con el mar, con una temperatura entorno a los 20º C, “se produce un choque térmico que genera columnas (penachos) de vapor de agua cargados con ácido clorhídrico (HCl) como consecuencia del importante contenido de cloruro (Cl-) en el agua de mar”.

Estas columnas de vapor de agua, de un color blanquecino, también contienen a su vez diminutas partículas de vidrio volcánico como consecuencia de la reacción que se produce entre la lava y el agua de mar, explica la entidad.

Estas columnas de vapor de naturaleza ácida como consecuencia de la generación de ácido clorhídrico (HCl) representan un peligro local –bien delimitado– para las personas que visitan o se encuentran en la zona costera dónde se produce ese encuentro entre la lava y el mar. “No se trata de una columna o penacho volcánico tan energético como el que tiene lugar en el cono volcánico donde se está produciendo un jet de gases volcánicos ácidos que se inyectan a la atmósfera con tanta energía que llegan a alcanzar los 5 km de altura”, continúa el Instituto.

Como se sabe, el pasado miércoles 10 de noviembre la lava volvió a alcanzar el océano Atlántico, informó el Ministerio de Transportes de España en sus redes sociales.

Los expertos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán) explicaron que es probable que esta colada se una a la primera formación de residuos en la costa, que cayó a finales del mes de septiembre. Sin embargo, lo más impactante ha sido el sonido captado por los científicos.

En su cuenta de Twitter, este instituto compartió varios videos en los que se puede captar la dimensión del fenómeno natural y el estremecedor sonido que emite el recorrido de la lava.

Entretanto, desde que comenzó la emergencia no se había confirmado ningún fallecimiento, pero en los últimos días las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de un hombre en el perímetro de seguridad establecido por la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla española de La Palma, en el archipiélago de Canarias.

La erupción no había causado hasta ahora ninguna muerte, pero los flujos de lava y las emisiones de gas han obligado a las autoridades a cerrar parte del territorio de la isla.

Es en esta zona que se encontró el cadáver de un hombre, en el municipio de El Paso, según confirmó a la AFP la guardia civil, sin dar más detalles sobre la identidad de la víctima, las circunstancias de su muerte o el hallazgo de su cuerpo.

Las autoridades permitieron el acceso puntual a la zona para que los residentes puedan recuperar sus objetos personales, añadió la guardia civil.

“En este momento solo una persona ha fallecido”, dijo en una conferencia de prensa Miguel Angel Morcuende, director técnico del Plan de emergencia volcánica de Canarias (Pevolca).

“Estamos esperando que se realice la autopsia correspondiente para saber cuál es la causa del fallecimiento”, añadió.

Como se sabe, el Cumbre Vieja entró en fase eruptiva el 19 de septiembre, cuando emitió espectaculares ríos de lava que iniciaron un lento descenso hasta alcanzar finalmente el mar, diez días después.

Las ardientes coladas de magma -grises y naranjas- han ido destruyendo todo a su paso, y cubren ya 1.018 hectáreas.

Esta es la tercera erupción de un volcán en La Palma en el último siglo, luego de la del San Juan en 1949 y la del Teneguía en 1971.

Ambas dejaron en total tres muertos, dos de ellos por inhalación de gases tóxicos, aunque causaron menos daños que la del Cumbre Vieja, ya que en esas décadas la isla estaba menos poblada.

*Con información de AFP.