Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Fue lanzado desde el mismo barco utilizado por el país en su primer ensayo de misil balístico estratégico mar-tierra (SLBM) hace cinco años.
La última vez que Pyongyang disparó un misil por encima de Japón fue en 2017, durante un periodo de alta tensión entre el dirigente norcoreano Kim Jong Un y el entonces presidente estadounidense Donald Trump. - Foto: AFP

mundo

Video: Sirenas retumbaron en Japón tras el lanzamiento de misil desde Corea del Norte, así suenan

Japón activó una alerta de evacuación en dos regiones para que sus habitantes se refugiaran dentro de edificios o bajo tierra.

Corea del Norte disparó este lunes 3 de octubre un misil balístico que sobrevoló Japón. Fue el primero en cinco años, por lo que Tokio activó el sistema de alarma y urgió a su población a buscar refugio.

La última vez que Pyongyang disparó un misil por encima de Japón fue en 2017, durante un periodo de alta tensión entre el dirigente norcoreano Kim Jong Un y el entonces presidente estadounidense Donald Trump.

Japón activó una alerta de evacuación en dos regiones para que sus habitantes se refugiaran dentro de edificios o bajo tierra. El ministro de Defensa de Japón, Yasukazu Hamada, dijo es probable que el misil fuera del tipo Hwasong 12.

Con las negociaciones con Estados Unidos y Corea del Sur paralizadas desde hace tiempo, Kim redobló sus esfuerzos para modernizar el arsenal y desplegó un número récord de ensayos armamentísticos. La semana pasada, Pyongyang disparó hasta cuatro misiles balísticos de corto alcance, incluido uno apenas horas después de la visita de la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris a Seúl.

En paralelo al aumento de los ensayos por parte de Corea del Norte, Seúl, Tokio y Washington han intensificado sus maniobras militares conjuntas.

El más reciente lanzamiento envía un mensaje claro a Estados Unidos, le señaló a AFP Park Won-gon, profesor de estudios norcoreanos en la Universidad Ewha, en Seúl.

“Estos misiles, capaces de llevar ojivas nucleares, ponen a Corea del Sur, Japón y Guam dentro de su alcance” y evidencian que Pyongyang puede atacar bases estadounidenses con armas atómicas si estalla una guerra en la península coreana, acotó Park.

Días atrás, Corea del Sur y Estados Unidos desplegaron ejercicios navales a gran escala frente a la península y para el viernes 7 de octubre tienen previstas unas maniobras submarinas junto con Japón, las primeras en cinco años. Estos ejercicios causan malestar a Corea del Norte, que los ve como ensayos para una eventual invasión.

Corea del Sur y Estados Unidos
Los ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos respondieron al lanzamiento de un misil matutino de Corea del Norte lanzando aviones de combate que dispararon armas contra un objetivo frente a la costa oeste de Corea del Sur en una demostración de fuerza contra Corea del Norte. (South Korea Defense Ministry via AP) - Foto: AP

Rechazo internacional

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó este martes el lanzamiento y lo calificó como una “escalada”.

En tanto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, condenaron de forma conjunta la prueba “en los términos más firmes”.

Ambos líderes afirmaron que el lanzamiento fue “un peligro para el pueblo japonés, desestabilizador para la región y una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Biden también reiteró el “compromiso férreo de Estados Unidos con la defensa de Japón”.

El ejército surcoreano indicó que había “detectado un presunto misil balístico de alcance intermedio que fue lanzado desde la zona de Mupyong-ri en la provincia de Jagang sobre las 07:23 (22H23 GMT del lunes) y que pasó por encima de Japón en dirección este”.

Posteriormente, precisó que el misil voló 4.500 kilómetros, lo que supone un nuevo récord para las pruebas norcoreanas. El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, calificó la prueba como “una provocación”, afirmó que viola las regulaciones de la ONU y prometió “una respuesta firme”.

En respuesta, las fuerzas aéreas surcoreana y estadounidense realizaron un simulacro de bombardeo de precisión con aviones F-15K de Seúl y F-16 de Washington.

Los caza surcoreanos “dispararon dos bombas conjuntas de ataque directo a un blanco virtual en el mar Amarillo”, informó el Estado Mayor Conjunto de Seúl. En la misma jornada, ocho aviones militares japoneses y cuatro estadounidenses realizaron ejercicios al oeste de la región japonesa de Kyushu.

Altos funcionarios de Estados Unidos y de Corea del Sur advierten desde hace meses que Kim prepara una nueva prueba nuclear. Según estas fuentes, el ensayo podría ocurrir poco después del Congreso del Partido Comunista de China el 16 de octubre.

*Con información de AFP.