salud

Viruela del mono: Bélgica, el primer país en anunciar cuarentena por el incremento de la enfermedad

El anuncio fue hecho por el Grupo de Evaluación de Riesgos (Rag). El propósito es prevenir posibles contagios.


Aunque Bélgica, oficialmente, ha registrado cuatro casos de la viruela del mono, las autoridades sanitarias decretaron cuarentena obligatoria de 21 días para las personas que han resultado infectadas.

El anuncio fue hecho por el Grupo de Evaluación de Riesgos (Rag), tras tener conocimiento del incremento de los casos y en prevención de posibles contagios.

Se estima que las úlceras que produce la enfermedad tienen una duración de tres semanas en la piel ―específicamente 21 días―, por lo que es el tiempo recomendado de cuarentena.

Francia y Alemania confirmaron el pasado viernes sus primeros casos de viruela del mono, uniéndose así a varios países de Europa y Norteamérica donde ya se registraron casos de esta enfermedad oriunda de África central y occidental.

Un primer caso de viruela del mono se registró el pasado jueves en Francia, en un hombre de 29 años que no había viajado a un país donde circula el virus, anunciaron las autoridades sanitarias.

El hombre se encuentra aislado en su domicilio en la región de París y las autoridades identifican a sus contactos para informarles cómo actuar y limitar así la propagación.

El instituto de microbiología de las fuerzas armadas alemanas dijo, por su parte, haber detectado la patología en un paciente que desarrolló lesiones en la piel, que es uno de sus síntomas.

La viruela del mono es una enfermedad poco común y puede transmitirse por el contacto directo con heridas de la piel o membranas mucosas de una persona enferma.

Este también puede transmitirse a través de los fluidos o el contacto con el entorno de la persona enferma, como ropa de cama, ropa, platos, toallas de baño, etc.

Desde el 14 de mayo se confirmaron casos, sin vínculo directo con un viaje a África, en el Reino Unido, España, Portugal, Bélgica, Suecia e Italia, así como en Estados Unidos y Canadá.

Sus síntomas incluyen fiebre, dolores musculares e inflamación de los ganglios linfáticos, antes de provocar una erupción parecida a la varicela en el rostro y el cuerpo.

La enfermedad, generalmente benigna, se supera al cabo de dos o tres semanas.

Sin embargo, el virus, que infectó a miles de personas en África central y occidental en los últimos años, no suele ser mortal.

Situación en España

Por su parte, la ministra de Sanidad de España, Carolina Darias, aseguró este martes a la entrada al pleno del Senado que “en ese país ya se están detectando más casos negativos, que positivos, por lo que hemos esperado que siga así la tendencia”.

Actualmente, se han diagnosticado a 51 personas, de las cuales 20 han sido por secuenciación y el resto por PCR, de acuerdo con el reporte entregado por la funcionaria, que señaló que 35 han dado negativo y dos están pendientes de repetir la prueba.

Reiteró que “además, están llegando las muestras de manera paulatina”. Recordó que en España ya se recomienda el aislamiento de los casos positivos, el no contacto con mascotas y minimizar los contactos físicos para frenar los contagios.

*Con información de AFP y Europa Press.