mundo

Yaser Abdel Said, uno de los fugitivos más buscados por el FBI, asesinó a sus hijas “por honor”

El hombre fue declarado culpable y debe pagar una condena de cadena perpetua sin libertad condicional.


El testimonio de Yaser Abdel Said dejó impactados a todos en la sala luego de que declarara en su juicio lo sucedido con sus hijas Amina, de 18 años, y Sarah, de 17, en 2008.

El hombre de 65 años dio su versión de lo sucedido, dijo que ese día pretendía llevar a cenar a sus hijas, pero en el recorrido creyó que alguien lo perseguía, por lo que decidió estacionarse, y dejarlas solas en el auto.

“Les dije que el auto era suyo. Haz lo que quieras porque sabes manejar. Les dejé el auto”, puntualizó. Sin embargo, tiempo más tarde se dio cuenta de que sus hijas habían sido asesinadas, por lo que las autoridades emprendieron una búsqueda contra él como sospechoso. No obstante, no entendieron por qué más de una década el hombre estuvo desaparecido, si según él no era culpable.

“Porque creía que detrás de esta cobertura había una agenda secreta. Y siento que los medios estaban en mi contra en cierta dirección, que no tendría un juicio justo”, señaló el acusado, al ser cuestionado por las autoridades.

“Si el FBI hiciera su trabajo, lo sabrían, pero estaban buscando a Yaser Said y no hicieron lo que tenían que hacer”, dijo mientras se refería al sujeto que supuestamente asesinó a las mujeres.

Durante la sesión, Said decidió no observar cómo los médicos forenses describían la muerte de sus víctimas, argumentando que fue un homicidio y se produjo por herida de bala.

Según el dictamen, Sarah fue impactada nueve veces con arma de fuego y su hermana recibió 2 heridas de bala.

Cabe señalar que en su momento, las dos mujeres acusaron a su padre de presuntamente abusarlas sexualmente, por lo que las autoridades creyeron que el acusado las asesinó “por honor”, que según la investigación, sus respectivas parejas no profesaban su misma fe.

Es entonces, que para el primero de enero de 2008, las autoridades de Irving decidieron abrir “una investigación por asesinato luego de que dos niñas fueran encontradas muertas a tiros”, explica en un comunicado el FBI.

Para el FBI, Yaser Abdel Said era uno de los fugitivos más buscados

Cabe señalar que el hombre fue incluido en el cartel de búsqueda de los diez fugitivos más buscados, el 4 de diciembre de 2014. Y fue detenido el 26 de agosto de 2020 en Austin, Texas por el FBI de Dallas.

“El FBI ofrece una recompensa de hasta US$100.000 por información que conduzca directamente al arresto de Yaser Abdel Said”, se puede leer en su cartel de búsqueda.

Tras su captura anunció: “La Fuerza de Tarea de Crímenes Violentos de Dallas, dirigida por el FBI, ha trabajado incansablemente para encontrar a Yaser Abdel Said. Estos investigadores experimentados nunca se dieron por vencidos en su búsqueda para encontrarlo y se comprometieron a nunca olvidar a las jóvenes víctimas en este caso”, dijo el oficial a cargo del FBI en Dallas, Matthew DeSarno.

“Yaser Abdel Said fue la persona número 504 en ser incluida en la lista de los diez fugitivos más buscados del FBI”, precisa.

Por su parte, el jefe de Policía de Irving, Jeff Spivey, señaló: ”Incluso después de 12 años de frustración y callejones sin salida, la búsqueda de su asesino nunca cesó. El arresto de hoy de su padre, Yaser Said, nos acerca a garantizar que se haga justicia en su nombre”.

Finalmente, para el día de hoy el jurado lo declaró culpable por el asesinato de Amina y Sarah, y fue condenado a cadena perpetua y no tiene derecho a libertad condicional.