Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
Semana Imágenes

Filtrar:

| 2019-11-29

EN IMÁGENES: Países con la mejor regulación del mundo a favor de los animales

  • Semana
    En Holanda no hay perros callejeros. En el siglo XIX la población de perros en Holanda era desbordada, lo cual trajo como consecuencia un temido brote de rabia que, sumado a las condiciones higiénicas de la época, amenazaban la vida de sus habitantes. La raza del can era símbolo del estatus en cada familia. Las leyes que se expidieron para el control de dicha situación no surtieron efecto en principio. El abandono fue masivo, lo que desembocó en una preocupación del gobierno por tomar medidas más efectivas y en la creación de organizaciones y leyes animalistas. En el siglo XX se incorporó la Ley de Protección y la Ley de Salud y Bienestar Animal que impone no faltar con los cuidados o prohibir el abuso de los animales, esto da cárcel por tres años y una multa de más de 15.000 euros. Hoy en día se controla la natalidad y se educa sobre la tenencia responsable, también hay una policía para animales. Foto: Recuerdo de Holanda, Museo del Prado de Wikipedia.
  • Semana
    Valonia, en Bélgica, se jacta de tener la normativa de bienestar animal más avanzada del mundo: La ley de protección y defensa animal redactada en 12 capítulos y 109 artículos y aprobada por el parlamento de esa región. Dice que los animales son “seres sensibles con necesidades específicas según su naturaleza”. En ella se tratan derechos para su tenencia, comercialización, explotación, matanza, incluye video vigilancia en mataderos, la prohibición de los circos o de las jaulas para gallinas. Asimismo, se ponen límites a la experimentación científica. Las penas por maltrato animal pueden ir hasta por más de una década en la cárcel. Foto: Bandera de Valonia de Wikipedia
  • Semana
    Luxemburgo cuenta con una de las leyes de derechos animales más progresistas. La Cámara de los Diputados, aprobó por unanimidad la Ley de Protección Animal basada en el reconocimiento de los animales como seres con sentimientos, provistos de un sistema nervioso capaz de experimentar dolor, entre otras emociones, como sufrimiento o angustia. Esta ley es más rigurosa en la protección y en el respeto de la dignidad animal, incluso en la esfera agrícola industrial. Prohíbe y sanciona el sacrificio de animales, cuando tienen como objeto el comercio de sus pieles, plumas o lana, o cuando ya no son servibles económicamente, como las aves de corral macho. Los delitos contra los animales tienen penas hasta de tres años de cárcel y multas hasta por €200.000. En Luxemburgo hay obligaciones específicas para mantener a una mascota y se debe proteger al animal que esté herido o en peligro de extinción. Foto: Fauna en Luxemburgo de Max Pixel.
  • Semana
    De este lado del mundo, Costa Rica se lleva el reconocimiento por tomarse en serio la protección animal. La ley 7451 de Bienestar Animal fue tramitada en el legislativo por iniciativa popular. Duke, un perrito que sufrió un ataque con machete que le causó la pérdida parcial del hocico, incidió en su aprobación al convertirse en símbolo de la causa animal. Esta se centra en los animales domésticos y establece penas de hasta tres años para quienes maltraten a los animales. Aunque ya Costa Rica había avanzado en esta materia, pues desde antes estaban prohibidos los zoológicos y la caza deportiva. La ley prohíbe además las peleas de gallos e igualmente sanciona el abandono de un animal doméstico. Eso sí, exime las actividades pesqueras, acuícolas, agropecuarias, zootécnicas, ganaderas, veterinarias, de control y la eutanasia. Foto: Duke el perro héroico, de Getty Images colección AFP.
  • Semana
    Suiza cuenta con una de las legislaciones más completas sobre protección y dignificación de los animales. Son castigados con multas hasta por 20.000 francos suizos o tres años de cárcel el descuido grave, causar molestias innecesarias o provocar la muerte cruel a un animal. Las leyes suizas prohíben las actividades degradantes con animales, emplearlos para espectáculos o anuncios u otros que puedan suponer sufrimiento, infligir dolor, daño o exposición a humillación o ansiedad. No se permite exponer a los animales a peligro o abandono, la amputación o destrucción de alguno de sus miembros, o doparlos para actividades deportivas. Incluso el gobierno puede asignar un abogado para la defensa de un animal. Foto: Antoine-Goetschel, abogado de los animales de Getty Images.
  • Semana
    Reino Unido es la cuna de los derechos pro animales. Fue pionero en tipificar el maltrato animal como delito. Desde comienzos del siglo XX los británicos contaban con normas que prohibían las peleas de perros. Ya antes, en 1822, se había expedido la llamada Ley Martin que recogía la jurisprudencia que desde el siglo XVIII prevenía el maltrato en contra del ganado y los caballos. Posteriormente se amplió el rango de protección a los animales domésticos. El origen del movimiento en defensa de los animales puede situarse también allí, con la aprobación de la Ley contra la crueldad hacia los animales. Otro hito fue la publicación de Animal Machines de la activista Ruth Harrison, que alertaba sobre la producción intensiva de los animales de granja. Hoy día la ley introdujo especificaciones para el cuidado de una mascota y contempla penas hasta por 6 meses de cárcel y multas hasta por £20.000 por maltrato animal.
Cargando Comentarios...

Ver más imágenes

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.