Tendencias

Home

Nación

Artículo

La excongresista Aida Merlano y su hija Aida Victoria Merlano.
La excongresista Aida Merlano y su hija Aida Victoria Merlano. - Foto: SEMANA y cuenta en Instagram aidavictoriam, respectivamente

gente

Aida Victoria Merlano: “Si me privan de la libertad, me entrego”

Esto fue lo que dijo la influencer sobre la condena que recibirá el próximo martes.

Aida Victoria Merlano está a la espera de una condena de más de diez años de cárcel por su presunta colaboración en la fuga de su madre, la excongresista Aida Merlano, la cual se llevó a cabo en un consultorio odontológico el primero de octubre de 2019.

En este sentido, el juez penal del Circuito de Bogotá, Diógenes Manchola, será el encargado de leer la sentencia este martes 13 de septiembre y allí se determinará si la joven ayudó o no en el escape de su madre. Además, se conocerá de cuánto será el tiempo de la condena.

Por su parte, Aida Victoria Merlano fue directa y aseguró, en diálogo con La W, que la condena en su contra podría ser de 15 a 17 años y, en ese mismo sentido, si la determinación tras la investigación la priva de la libertad ella misma se pone a disposición de la justicia: “Si me ordenan privación de la libertad, me entrego inmediatamente”, dijo Merlano.

Asimismo, la influencer dijo que ella no es una persona que le haga daño a la sociedad y que, todo lo contrario, genera empleo y ayuda a muchas personas en el país. Además, y apoyada en ese argumento, aseveró que “no soy una persona que necesite resocialización (...). Me parece un absurdo la condena”.

Aida Victoria dijo que actualmente está en su casa y que ante esta situación judicial en ningún momento ha pensando en escapar o huir de la justicia.

“Yo estoy en mi casa (...). Yo no soy ninguna delincuente, jamás he tenido intención de huir”, concluyó.

Las pruebas que delatarían a la influencer Aida Victoria Merlano

SEMANA tuvo acceso al expediente con el que el juez penal del Circuito de Bogotá, Diógenes Manchola, tomó la decisión de condenar a la creadora de contenidos Aida Victoria Merlano, hija de la excongresista Aida Merlano por ayudarla en su fuga.

Una de las pruebas más demoledoras en contra de la joven es que, según la investigación, Aida Victoria habría sido la que le avisó al hombre en la moto que se llevó a la excongresista, luego de que saltara del tercer piso del edificio donde se encontraba el consultorio odontológico.

Para llegar a esa conclusión, el juez determinó que el escape no se podía dar sin que alguien diera aviso a la persona que esperaba a Merlano afuera del edificio. Según las pruebas, la única que tenía un teléfono celular en el lugar era la influencer. Igualmente, la información recaudada por los investigadores da cuenta de que Aida Victoria le entregó otro teléfono celular a su madre.

En la reconstrucción de los hechos, ese fue el momento que más asombró a la opinión pública, ya que en videos quedó evidenciado cómo Merlano logró lanzar una cuerda de aproximadamente cuatro metros de altura. A pesar de que inicialmente parece que recibió un fuerte impacto, logra ponerse en pie, mientras la moto la espera a unos metros de donde cayó. Merlano se sube, el conductor le pasa un casco y emprenden la huida.

¿Cómo logró saltar desde el tercer piso, de dónde obtuvo los materiales? En el expediente, la información es clara en afirmar que Aida Victoria fue clave en la fuga de su madre y que conocía ese plan en detalle.

Uno de los grandes interrogantes es: ¿cómo obtuvo la cuerda, guantes y peluca para lanzarse desde el tercer piso del edificio y salir ilesa? Según las pruebas obtenidas por el juez de Bogotá, Aida Victoria ayudó a entregarle algunos de esos elementos, pero también habría participado sun otro hijo, Esteban José Manzaneda, entonces menor de edad, y quien llevaba un morral en el que estarían todos los materiales que posteriormente sirvieron para la fuga. El joven nunca se quitó el morral.

Según los registros fílmicos, evaluados por la justicia, Esteban lucía nervioso, se comía las uñas y estaba inquieto. Es contundente el propósito cuando entra al baño con el morral.

Otro hecho que se sumó al expediente y que resulta demoledor contra Aida Victoria es que en medio de la fuga pidieron unas hamburguesas, que llegaron empacadas en unas bolsas; ella le llevó una a su madre y, sin soltarla de las manos, la congresista entró con ella al baño, lugar en el cual su hijo había entrado minutos antes y donde quedó el morral.

La conclusión del juez es que esos elementos llevaban el material necesario para lanzarse desde el tercer piso y salir ilesa. A pesar de que la exsenadora Merlano en sus declaraciones ha dicho que sus hijos no tuvieron nada que ver con el escape, las pruebas dicen lo contrario. La excongresista declaró que ella traía la cuerda, los guantes y la peluca con ella desde la cárcel, en una faja con la que salió del centro penitenciario.

Esa declaración se cayó fácilmente ante la justicia. La guardia del Inpec que la acompañaba, Judith Natalia Espinosa, aseguró que había requisado en dos ocasiones a Merlano y no tenía consigo ninguno de esos elementos.

En medio de las pruebas que encontró el juez para condenar a Aida Victoria, también se menciona en el expediente que faltando diez minutos para las cuatro de la tarde, la exsenadora se cambió de ropa y colocó la maleta que llevaba su hijo junto a la ventana, por lo que se concluyó que de ahí sacó algunos materiales para emprender la fuga. Todo eso ocurría frente a los ojos de la influencer. En las pruebas se detalla que los guantes se los puso al frente de su hija y que en ese momento ella le entregó un celular.

Finalmente, los hijos se despidieron de su madre, salieron acompañados del odontólogo Javier Guillermo Cely del consultorio y fue en ese momento que Merlano saltó por la ventana y emprendió la huida. Para el juez, fue en ese momento que Aida Victoria le avisó al de la moto que la tenía que esperar y que ya iba a saltar.

Además de Aida Victoria, que espera que el próximo 13 de septiembre conozca su condena, que será por más de diez años de cárcel, su hijo también podría afrontar consecuencias legales. En ese momento estaba a un mes de cumplir la mayoría de edad.