política

Alianza Verde decidió dejar en libertad a sus militantes para las elecciones de 2022

Luego de una reunión adelantada este viernes, la colectividad finalmente tomó la decisión.


Como lo había anticipado SEMANA, después de meses de incertidumbre, la Alianza Verde por fin tomó la determinación de dejar que sus dirigentes y militantes decidan a quién prefieren apoyar de cara a las elecciones presidenciales de 2022. Desde hace un tiempo se venía planteando la posibilidad, luego de que no hubiera consenso sobre a quién debían apoyar.

Había un sector que apoyaba continuar en la Coalición de la Esperanza, sector del que salió la colectividad mientras resolvían sus diferencias internas. Algunos líderes consideran que no se puede vetar el nombre de Gustavo Petro, quien genera algunos recelos en miembros que no comulgan con sus ideas. Además, hay quienes prefieren apoyar a Enrique Peñalosa y otros que estaban jugados con Alejandro Gaviria. Sergio Fajardo es otra de las opciones con la que varios líderes ya están en campaña.

Finalmente, este viernes, luego de reunirse varios ejecutivos entre los que estaban los tres copresidentes: Carlos Ramón González, Antanas Mockus y Antonio Navarro, se tomó la decisión. Lo cierto es que la colectividad había sufrido un desgaste en medio de estas discusiones y las candidaturas propias no lograron coger vuelo. En medio de la carrera se habían mantenido Carlos Amaya, Sandra Ortiz, Camilo Romero y Jorge Londoño, pero con esta decisión prácticamente quedaron liquidadas.

“La Dirección Nacional del Partido Alianza Verde decidió dejar en libertad a nuestra militancia para asumir individualmente la posición política de respaldo al candidato o candidata alternativa a la Presidencia de la República que mejor estime con unas reglas consensuadas”, dijeron a través de un comunicado.

En medio del anuncio también se aclaró que a pesar de la decisión, las listas al Congreso las harán en conjunto con la Coalición de la Esperanza. “Integrar listas únicas al Senado y Cámara concertadas con los partidos y movimientos que son parte de la Coalición de la Esperanza”, señalaron.

La Dirección Nacional conformará una delegación por medio de la cual se definirán los voceros y el equipo de representantes que sostendrá los diálogos con la alianza de la centroizquierda para conformar esas listas al Congreso. “Con la tarea de concertar con los demás miembros de la Coalición de la Esperanza los detalles de las listas únicas”, dicen.

Carlos Ramón González ha sido uno de los que considera que se debe hacer una alianza con Petro, hazaña que todavía parece lejana. Del otro lado, estaba el pulso de la senadora Angélica Lozano, quien no estaba de acuerdo con la libertad porque considera que el partido se ve fragmentado con esta decisión; sin embargo, ella considera que hay profundas diferencias con Petro y que por eso sus caminos son distintos. Aún no es claro qué rumbo pueda tomar la senadora y varios apoyos con los que cuenta en la colectividad luego de la decisión.

La Alianza Verde buscó alternativas para mantenerse unida, pero esto no fue posible. Realizaron dos encuestas que dejaron más dudas que certezas. Algunos precandidatos decidieron hacer foros y debates, pero esto quedó en nada.

Ahora, luego de las discusiones, los miembros de la colectividad podrán apoyar al candidato con el que se sientan más representados en las presidenciales, un hecho que llama la atención y que había pasado previamente en la colectividad, aunque no de esta forma y menos para la primera vuelta.