nación

Alias la Negra: la malvada hermana de Otoniel que, sin rifles, dirigió el emporio financiero del Clan del Golfo

La mujer será extraditada a Estados Unidos luego de que el presidente Iván Duque avalara dicha solicitud judicial. Esta es su historia e importancia dentro de la organización criminal.


En la mañana de este 10 de mayo, el presidente Iván Duque firmó la resolución de extradición de Nini Johana Úsuga David, más conocida como alias La Negra, quien además es hermana del exjefe del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel.

“Nos comprometimos a acelerar los procesos de extradición de criminales vinculados al Clan del Golfo y estamos cumpliendo. Firmamos la Resolución que autoriza la extradición de Nini Johana Úsuga David, hermana de alias Otoniel, para que responda ante la justicia de EE. UU.”, escribió el primer mandatario en su cuenta de Twitter.

La Negra fue capturada en marzo de 2021, en el municipio de Sabaneta, Antioquia, en medio de una operación conjunta entre la Dirección de Investigación Criminal de la Policía (Dijín) con el apoyo de funcionarios de la DEA. La mujer fue sorprendida por las autoridades colombianas y estadounidenses cuando conducía una camioneta, en la que viajaba con su pareja sentimental.

Nini Johana para ese entonces ya había pagado una deuda con la sociedad colombiana, que le costó seis años de cárcel, luego de ser condenada por los delitos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas, fuga de presos, falsedad en documento público y fraude procesal.

De hecho, al momento de su captura, la mujer ya estaba próxima a cumplir tres meses desde que salió de prisión, por lo que al ser increpada por las autoridades no mostró mayor preocupación. “Debe ser una equivocación”, dijo, mientras se bajaba del vehículo para mostrar los papeles que, efectivamente, acreditaban su identidad.

Sin embargo, la participación de la DEA en este operativo no era en vano, pues esta vez no era la justicia colombiana la que solicitaba un castigo en contra de La Negra, sino que la orden de captura había sido expedida por una corte del sur de Florida, la cual había solicitado que la mujer fuese extraditada por delitos relacionados con las actividades del Clan del Golfo, especialmente relacionadas con el narcotráfico.

¿La fachada del Clan del Golfo?

Cualquier persona que viera a Nini Johana en la calle seguramente no pensaría que tiene alguna clase de nexo con el grupo paramilitar de mayor importancia en el territorio colombiano, ni mucho menos que es la hermana de alias Otoniel, el ya extraditado líder de dicha organización criminal.

De hecho, nunca estuvo entre su actuar esconderse de las autoridades en las selvas del país, ni mucho menos tocar ni un solo gramo de la cantidad exorbitante de cocaína que su hermano y su equipo enviaban a Estados Unidos y Europa. Sin embargo, esta mujer, detrás de su facha de ciudadana modelo, era una de las fichas claves del Clan del Golfo, ya que era la encargada de contabilizar los movimientos financieros de esta organización, además de coordinar los escenarios en los que lavaban millones de dólares en Colombia.

En pocas palabras, La Negra era quien movía ‘el billete’ en las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, un puesto que la colocaba como una de las máximas cabecillas de este grupo armado, aunque no acostumbrara a andar con armas.

Por supuesto, al ser la hermana de Otoniel, era considerada también como la persona de máxima confianza del narcotraficante, por lo que su captura en 2021 representó un golpe fortísimo para el Estado Mayor del Clan del Golfo.

De acuerdo con las autoridades, la mujer, aún desde la cárcel, no había abandonado sus funciones dentro de la estructura criminal, manejando a rajatabla las finanzas con las que esta organización se mantenía a flote en medio del mercado de la guerra en Colombia; sin embargo, las autoridades siempre estuvieron pendientes de ella.

“Alias La Negra desde muy temprana edad ayudó a consolidar las finanzas de Otoniel con el fin de construir un imperio criminal que permitiera sustentar al grupo armado organizado Clan del Golfo. Es una mujer inteligente y sagaz, muy cercana a su hermano. Por esa razón manejaba sus finanzas personales y el inventario del dinero que encaletaban bajo tierra en sus mismas propiedades”, dijo el general Fernando Murillo, director de Investigación Criminal e Interpol de la Dijín, en conversación con SEMANA.

Por esto, con su próxima extradición a Estados Unidos, las autoridades, tanto las nacionales como las estadounidenses, esperan conocer a detalle el funcionamiento interno del Clan del Golfo y la forma en que se sustentan día a día. La idea es saber de primera mano cuáles son las estrategias financieras dentro de esta organización para así, desde los entes de control y justicia, contrarrestar estos movimientos.

La idea también es poder obtener información sobre las guacas repartidas en el norte y occidente del país, mismas que eran planeadas en la mente de Nini Johana, y que hoy guardarían millones de dólares, resultado de la muerte y dolor que durante varias décadas ha dejado el narcotráfico en Colombia.