Tendencias

Home

Nación

Artículo

Andrés Escobar, quien dispara en Cali al lado de la policía.
Andrés Escobar, quien dispara en Cali al lado de la policía. - Foto: Cortesía.

judicial

Atención: Andrés Escobar fue llamado a juicio por disparar a manifestantes a las afueras de U. del Valle, durante el Paro Nacional

Junto al empresario fueron llamados a juicio un grupo de policías que habría permitido estos hechos que pusieron en riesgo a la comunidad.

La Fiscalía General llamó a juicio al empresario Andrés Escobar por dispararle a un grupo de manifestantes, que se encontraban en el barrio Ciudad Jardín, de la ciudad de Cali, en la tarde del 28 de mayo en el marco del Paro Nacional, cuando la minga indígena llegó a la capital del Valle del Cauca. Escobar tendrá que responder en juicio por los delitos de amenaza agravada, usurpación de funciones públicas y empleo o lanzamiento de sustancias u objetos peligrosos.

En la diligencia, programada para el próximo 25 de enero, también serán acusados los civiles Diego León Quiroz Arroyave, Juan Antonio Córdoba García, Andrés Felipe Chicaiza y Francisco Córdoba García. Así como los agentes de la Policía Nacional, John Madrid Quiñones, Andrés Felipe Quintero, Germán Alejandro Ospina Plaza y Alexis Mosquera Mena, por haber permitido los disparos contra las personas que estaban protestando.

El pasado 31 de marzo, la Fiscalía General realizó la respectiva imputación de cargos. En esa diligencia, y para soportar su teoría del caso, el delegado del ente investigador presentó videos grabados por teléfonos celulares de los manifestantes que fueron atacados en medio de las protestas, así como una fotografía publicada por un medio de comunicación que reveló que el arma de Escobar no era de fogueo, como lo anunció en un comienzo.

Para el ente investigador, de maneara injustificada e ilegal, Escobar les disparó en repetidas oportunidades con un arma traumática a los manifestantes. Igualmente, amenazó e intimidó a los ciudadanos y periodistas que grababan los hechos con sus teléfonos celulares.

Los integrantes de la Policía (John Madrid Quiñones, Andrés Quintero Acosta, Germán Alejandro Ospina Plaza y Alexis Mendoza Mena) tendrán que responder, además, por los delitos de tortura agravada y privación injusta de la libertad. Esto debido a que existe evidencia que los relaciona con la aprehensión de varios jóvenes, quienes fueron trasladados de manera injustificada y sometidos a agresiones. Entre las víctimas se encontraba un estudiante de música que fue golpeado en la estación de policía de La María.

El mayor Mauricio Gómez Velandía, el teniente Aurelio Guevara Machuca y los policías José Fernando León Agudelo, Christian Eulises Chilito Muñoz, Jhony Andrés Cuspián, Eder Javier Sinuco Osorio, José Ricardo Guzmán y Ariel Augusto Nossa Berrera fueron vinculados al proceso por el delito de prevaricato por omisión, esto al considerar que dejaron que los civiles dispararan de manera indiscriminada en contra de los manifestantes.

En su exposición el fiscal del caso, citando los elementos materiales de prueba, estos policías omitieron los actos propios de sus funciones y permitieron que los civiles atacaran al grupo de manifestantes que se encontraban en inmediaciones a Ciudad Jardín.

Por estos hechos, la Fiscalía General les imputó cargos al coronel Édgar Vega Gómez, comandante operativo de la Policía de Cali; al teniente Néstor Mancilla, comandante del Goes en esa ciudad, y al patrullero Wilson Orlando Esparragoza, por permitir que Escobar y otros civiles realizaran estas acciones durante las protestas.

En el proceso penal, Escobar, los otros civiles y policías se han declarado inocentes, señalando que actuaron de acuerdo al principio de protección personal pues sintieron que su vida e integridad se encontraba en riesgo por las manifestaciones.

Igualmente, han sostenido que después de la imputación de cargos han sido víctimas de amenazas e intimidaciones en la capital del Valle del Cauca, hecho por el cual han pedido protección.