nación

¡Atención! En comunicado, disidencias de Farc les declaran la guerra a la Segunda Marquetalia y al ELN

Exguerrilleros de las Farc, que no formaron parte de la negociación de paz, comandados por Botache Santillana, alias Gentil Duarte, y Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco, tienen un enfrentamiento con estos dos grupos, cuyas repercusiones violentas se ven en Arauca.


La guerra entre las diferentes organizaciones armadas ilegales que se viene dando en el país y que, por ejemplo, ha generado el caos, la muerte, las masacres y los atentados en el departamento de Arauca tiene de trasfondo un enfrentamiento declarado entre los exmiembros de las Farc que no formaron parte de la negociación de paz, comandados por Botache Santillana, alias Gentil Duarte, y Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco; contra la Segunda Marquetalia, de Iván Márquez, y el ELN, que según información de inteligencia han llegado a un acuerdo para enfrentar de forma articulada esta guerra.

Comunicado de las disidencias comandadas por Botache Santillana, alias Gentil Duarte, y Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco,
Comunicado de las disidencias comandadas por Botache Santillana, alias Gentil Duarte, y Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco, - Foto: Cortesía.

Por eso los disidentes de Gentil Duarte e Iván Mordisco reclamaron a combatientes, bases sociales y militantes del ELN, de los Marquetalianos a desenmascarar esta locura, orquestada por el Profe, Garganta, Masamorro, Mañe, Raúl, Iván Márquez, El Sarco, Porrón, solo un puñado de mandos que continúa agitando, a no empuñar las armas contra el pueblo, a insubordinarse frente a las órdenes criminales. Al pueblo en general a que se organice en resistencia popular prolongada en defensa de sus derechos, de sus vidas y de sus bienes”.

Los principales afectados en este enfrentamiento ha sido la población civil que se ha tenido que desplazar por miles desde la región de Arauca y el estado de Apure, en Venezuela, y la tregua parece no estar cerca. Un comunicado enviado por el Estado Mayor del Décimo Frente Martín Villa del Comando Conjunto de Oriente, adscrito y bajo las determinaciones del secretariado del estado mayor de las Farc-EP, que en la práctica son las disidencias de Gentil Duarte e Iván Mordisco, declara el enfrentamiento e incluso reclama apoyo del pueblo en su “lucha”.

“La doble moral, la forma agazapada y ladina en que se enmascaran aquellos que públicamente posan de sociales y alternativos, pero que sus manos y conciencias están manchadas de sangre de inocentes a los cuales han señalado, fomentando una confrontación de la cual no importa quién caiga, pero sí quiénes reciben los beneficios, la política de sangre y fuego, ha colmado sus principios no importa cómo, dónde y con quién, lo importante son los objetivos”, señala el comunicado de esta disidencia señalando a la Segunda Marquetalia y al ELN.

Comunicado de las disidencias comandadas por Botache Santillana, alias Gentil Duarte, y Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco.
Comunicado de las disidencias comandadas por Botache Santillana, alias Gentil Duarte, y Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco. - Foto: Cortesía.

En el comunicado los disidentes recriminan de forma contundente a los miembros de las Farc que formaron parte de la negociación de paz con el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos. “La responsabilidad de sus fracasos, primero como negociadores de una acuerdo que ellos crearon de la mano y complaciendo a la oligarquía colombiana, entregando a la rendición el proceso insurreccional, portadores de la verdad que después de 5 años se niegan a aceptar. El fiasco que montaron en ese circo lleno de payasos arrepentidos y claudicantes”.

El reproche también fue dirigido directamente a al ELN, de quienes señalan que “Han perdido el horizonte revolucionario, la visión de país, el sentido de patria. Sus acuerdos con la derecha paramilitar, los mafiosos, sus métodos, estilos y forma de operar, su lenguaje reducido al marketing mediático de las redes sociales sin fundamento, sin postura ideológica, sin debate político, exacerbando los descalificativos y señalamientos sin un fundamento probatorio”.