nación

Atención: $2.000 millones de recompensa por autores de crimen del fiscal antimafia paraguayo Marcelo Pecci

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía, hizo un llamado a los ciudadanos para que brinden información para dar con los responsables del terrorífico homicidio.


Tras recibir los primeros informes sobre el caso del crimen del fiscal de Paraguay, Marcelo Pecci, el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, ofreció una recompensa de hasta 2.000 millones de pesos para quien brinde información que permita ubicar a los responsables del crimen del funcionario judicial que fue asesinado en la playa privada de un hotel en Cartagena, mientras estaba en compañía de su esposa, la periodista Cristina Aguilera.

“El Gobierno colombiano ofrece una recompensa de $2.000 millones por información útil, la cual podría aumentar en las próximas horas, y se espera que a partir de allí y de la fotografía hecha pública esta tarde, se pueda avanzar rápidamente en la individualización de quienes perpetraron el homicidio”, indicó el director de la Policía el general Jorge Luis Vargas.

Agregó que, “helicópteros, buzos, dactiloscopistas y peritos morfológicos, entre otros, hacen parte del equipo de expertos investigadores que desde un equipo interdisciplinario va a esclarecer el homicidio del fiscal Pecci”.

Así mismo, indicó que “se trabajará en labores de verificación del espectro en un amplio radio de acción, cámaras y otros elementos que permitan recolectar la evidencia para llegar a los autores materiales e intelectuales del crimen”.

“Es muy importante identificar a esta persona. Le pedimos a la comunidad, eso hace parte de esta recompensa, esperamos en los próximos minutos darle a la comunidad nacional e internacional respuesta. También para que otras personas nos ayuden a ubicar a otras personas para esclarecer estos hechos”, dijo el general Jorge Vargas, al referirse a la primera imagen que fue publicada sobre uno de los presuntos implicados en el crimen del fiscal.

Primera imagen del sicario que asesinó al fiscal de Paraguay
Primera imagen del sicario que asesinó al fiscal de Paraguay - Foto: Policía

Sobre el origen de la imagen que puso a rodar la Policía, de uno de los presuntos implicados en el crimen del fiscal antimafia, dijo el general Vargas que “esto es en un sitio cercano a este lugar (del crimen), se hizo una recolección de evidencia, es importante ubicar a esta persona. El fiscal era una de las personas más protegidas en el Paraguay”.

Al pedirle más detalles la prensa sobre hipótesis del crimen, el alto mando policial indicó: “Estamos prematuros en las investigaciones. Son unas pocas horas, los organismos de inteligencia están trabajando”. Añadió que dos generales de los más expertos en temas de investigación viajarán a Asunción para intercambiar información con las autoridades de Paraguay.

El caso

Hacia las 10:30 de la mañana de este martes 10 de mayo, turistas, pobladores y comunidad en general que se encontraban en una playa privada de un hotel en Barú, Cartagena, entraron en conmoción por el violento crimen que presenciaron contra un sujeto. Dos hombres que se movilizaban en una moto acuática se acercaron lentamente, uno de ellos armado se bajó, caminó por la arena, se acercó al fiscal Pecci y le disparó en tres ocasiones, dejándolo moribundo y desangrándose a la vista de todos.

La era de la tecnología no fue ajena. Algunos de los presentes trataron de socorrer a la víctima, otros grabaron el terrorífico momento, en donde se ve a la esposa del fiscal intentando auxiliarlo, pero los esfuerzos eran en vano, la suerte de Pecci estaba echada, no había nada que se pudiera hacer para salvarle la vida.

De los sujetos nadie supo nada más, solamente que se perdieron mar adentro, sin dejar casi pistas, aunque las autoridades apuntan al viejo adagio que dice que ningún crimen es perfecto y por eso se encuentran realizando un trabajo investigativo apoyado en diferentes métodos, recolección de testimonios, verificación de cámaras de seguridad, recopilación de información en base de datos, entre otros.